Organización Panamericana de la Salud
Promoviendo la salud en las Américas

Hospitales Seguros

Vigilancia Sanitaria y Prevención y Control de Enfermedades — Enfermedades Transmisibles:  Brotes epidémicos  - Campylobacter  - Carbunco (ántrax)  - Chagas - Cólera -
Dengue - Enfermedades desatendidas - Enfermedades diarréicas y gastrointestinales -
Enfermedades emergentes y reemergentes - Enfermedades parasitarias - Fiebre amarilla - Filariasis - Hantavirus - Infecciones respiratorias agudas - InfluenzaAviar |  Estacional |  Pandémica - Investigaciones - Leishmaniasis - Lepra - Malaria - Rabia -
Reglamento Sanitario Internacional - Resistencia antimicrobiana - Salmonella - Shigelosis - Tuberculosis - Viruela - Virus del Nilo Occidental -
Análisis de Salud y Estadísticas - Enfermedades Crónicas - Salud Pública Veterinaria 


Prevención y Control de Enfermedades / Enfermedades Transmisibles / Enfermedad de Chagas

Consulta OPS sobre Enfermedad de Chagas Congénita, su epidemiología y manejo

(Montevideo, Uruguay, 24–25 junio 2004,
en colaboración con el Centro Latinoamericano de Perinatología y Desarrollo Humano, CLAP)
T. infestans

Texto completo (texto a la derecha más la agenda y la lista de participantes; 8 pp, PDF, 351 KB)

- Página Chagas, OPS
- Página Salud del niño, OPS
- Sitio CLAP

madre e hijo

- Instituto de investigaciones para el desarrollo (IRD) (en francés)
- Universidad Libre de Bruselas (ULB), Investigaciones (en francés)

Objetivos: Efectuar una consulta a investigadores, clínicos y programas de manejo de la Enfermedad de Chagas Congénita para:

  • efectuar un diagnóstico de situación y puesta al día del tema y su manejo;
  • desarrollar los lineamientos de una guía de manejo;
  • establecer una proyección de riesgo e impacto del tema en la Región; y
  • generar las pautas para la implementación de las acciones de forma regular y sustentable en los países.

Participantes: Un grupo selecto de investigadores, clínicos y operadores de programas de manejo de la Enfermedad de Chagas Congénita de la Región de las Américas, con acento en la Subregión Cono Sur, y con la participación de la Université Libre de Bruxelles (Universidad Libre de Bruselas / ULB), Bélgica.

Recomendaciones: El Grupo de Consulta considera y recomienda:

  1. Es imprescindible la implementación de acciones de intervención y control de la infección congénita por Trypanosoma cruzi debido a la importancia que la misma tiene sobre la salud de los niños y la epidemiología de la parasitosis.
  2. En consideración del momento histórico que vive el control de la Enfermedad de Chagas en toda la Región de las Américas , expresa también la necesidad de consolidar las acciones exitosas e incrementar los esfuerzos para el control de la transmisión vectorial y transfusional de T. cruzi.
  3. Destaca que en las regiones donde se ha logrado o avanzado en el control de la transmisión vectorial y transfusional de T. cruzi, la transmisión congénita constituye la principal forma de persistencia de la parasitosis en las poblaciones humanas.
  4. Considera que el documento Congenital Infection with T. cruzi: From Mechanisms of Transmission to Strategies for Diagnosis and Control (Rev. Soc. Bras. Med. Trop., 2003, 36 (6): 767-771), emanado del Coloquio Internacional de Cochabamba, Bolivia (6 al 8 de noviembre de 2002), refleja las orientaciones y lineamientos fundamentales sobre los cuales se debe encarar el tamizaje, diagnóstico, tratamiento y seguimiento necesarios para operar de forma completa y correcta sobre los casos individuales y el problema de salud pública que representa la Enfermedad de Chagas Congénita.
  5. Recomienda que los datos básicos de la Enfermedad de Chagas Congénita, se integren al Sistema Informático Perinatal de CLAP/OPS. Asimismo que la problemática de esta parasitosis se incorpore a las acciones de cooperación técnica en el área materno-infantil que ese Centro impulsa en la Región de las Américas.
  6. Insiste en la necesidad de una mayor coordinación de las acciones e intervenciones del área materno-infantil, para que las actividades dirigidas al tamizaje, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de Chagas congénito, puedan verse favorecidas por la simultaneidad con el cronograma de vacunaciones y/o controles clínicos de cada país, a los efectos de obtener mayor eficacia, eficiencia y sustentabilidad de la operativa.
  7. Propone como esquema básico de procedimiento de tamizaje y diagnostico, para que los países implementen acciones programáticas, adecuadas, factibles, eficaces, eficientes y sustentables contra la Enfermedad de Chagas Congénita:
    • pesquisa serológica materna universal en el primer control de su embarazo o en la admisión por parto.
    • en los hijos de madre con serología chagásica positiva:
      1. pesquisa parasitológica directa neonatal y
      2. pesquisa serológica convencional diferida entre los 9 y 12 meses de edad.

    En comunidades con alta transmisión vectorial donde la incidencia de infección aguda durante el embarazo sea relevante, debe considerarse la posibilidad de pesquisa universal de la infección por T. cruzi en todos los recién nacidos.

    En países con alta frecuencia de partos domiciliarios, la captación de los nacidos deberá hacerse en el primer contacto con el sistema de salud.

  8. En relación al tratamiento, considera imprescindible:
    • que los países asignen los recursos para la adquisición de los medicamentos específicos (nifurtimox y benznidazol) y recomienda un sistema de compras gestionado con la cooperación de OPS; y
    • disponer de presentaciones pediátricas de los medicamentos para el tratamiento etiológico por lo que se exhorta a los gobiernos, ONGs, organismos internacionales y la industria para que implementen las acciones correspondientes.
  9. En relación a la salud familiar, se recomienda:
    • ampliar el estudio a todos los hijos nacidos de una madre con serología positiva; y
    • realizar la atención médica de la madre infectada.
  10. Reafirma la necesidad de desarrollar acciones programáticas de control para Chagas congénito en todo el país (áreas endémicas y no endémicas) en razón de las realidades demográficas y migratorias que superan los límites de las zonas de transmisión vectorial presente o pasada.
  11. Considera fundamental que los planes y la operativa que se desarrollen para tamizaje, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de Chagas congénito se incorporen definitivamente en el sistema nacional de salud en todos sus niveles de complejidad, integrándose en la Atención Primaria de Salud (APS).
  12. Considera necesario la implementación de procesos de formación y capacitación permanente de recursos humanos, para la ejecución de las acciones recomendadas.
  13. Invita a los países a reglamentar dentro de su sistema legal y/o normativo en salud la obligatoriedad del tamizaje, diagnóstico, tratamiento y seguimiento de la Enfermedad de Chagas Congénita.
  14. Estima de la mayor importancia e interés promover la cooperación técnica interagencial entre OPS/OMS, Cooperación Belga e IRD-Francia (Instituto de Investigación para el Desarrollo, o Institut de Recherche pour le Développement), para apoyar la organización, desarrollo e investigación científica y formación de recursos humanos para el fortalecimiento de las acciones de control de Chagas congénito en la Región de las Américas.