Organización Panamericana de la Salud
Promoviendo la salud en las Américas

Hospitales Seguros

Vigilancia Sanitaria y Prevención y Control de Enfermedades — Enfermedades Transmisibles:  Brotes epidémicos  - Campylobacter  - Carbunco (ántrax)  - Chagas - Cólera -
Dengue - Enfermedades desatendidas - Enfermedades diarréicas y gastrointestinales -
Enfermedades emergentes y reemergentes - Enfermedades parasitarias - Fiebre amarilla - Filariasis - Hantavirus - Infecciones respiratorias agudas - InfluenzaAviar |  Estacional |  Pandémica - Investigaciones - Leishmaniasis - Lepra - Malaria - Rabia -
Reglamento Sanitario Internacional - Resistencia antimicrobiana - Salmonella - Shigelosis - Tuberculosis - Viruela - Virus del Nilo Occidental -
Análisis de Salud y Estadísticas - Enfermedades Crónicas - Salud Pública Veterinaria 


Prevención y Control de Enfermedades / Enfermedades Transmisibles / Dengue

Planificación de la movilización y comunicación social para la prevención y el control del dengue: Guía paso a paso

Will Parks y Linda Lloyd, en colaboración con el Centro Mediterráneo para la Reducción de Vulnerabilidad (WMC) y el Programa Especial de Invesigación y Capacitación en Enfermedades Tropicales (TDR) de UNICEF/PDNU/Banco Mundial/OMS
Guia dengue paso a paso

Texto completo (200 pp, PDF,
4 Mb, vía el sitio de TDR)

Prefacios |  Agradecimientos
Siglas |  Lista de colaboradores

Introducción
- La amenaza mundial del dengue
- La estrategia mundial
- El reto conductual de la prevención y el control del dengue
- Finalidad de esta guía
- Movilización social, mercadeo social, IEC y COMBI
- Compromiso con la planificación COMBI
- Contribuciones de la movilización y comunicación social a la prevención y el control del dengue
- Organización de esta guía
- Lo que usted no conseguirá en esta guía

Los 15 pasos de la planificación COMBI para la prevención y el control del dengue
Paso 1. Armar un equipo de planificación multidisciplinario
Paso 2. Establecer objetivos conductuales preliminares
Paso 3. Planificar y realizar la investigación formativa
Paso 4. Solicitar retroalimentación sobre la investigación formativa
Paso 5. Analizar, priorizar y especificar los objetivos conductuales finales
Paso 6. Segmentar los grupos destinatarios
Paso 7. Elaborar su estrategia
Paso 8. Probar previamente las conductas, los mensajes y los materiales
Paso 9. Establecer un sistema de monitoreo
Paso 10. Fortalecer las aptitudes del personal
Paso 11. Establecer sistemas para administrar y compartir la información
Paso 12. Estructurar su programa
Paso 13. Redactar un plan de ejecución estratégico
Paso 14. Determinar su presupuesto
Paso 15. Realizar una prueba piloto y revisar su plan estratégico

Consejos finales

Caja de herramientas
Herramienta 1: Libros, informes, artículos y sitios web útiles
Herramienta 2: Realización de la investigación formativa
Herramienta 3: Realización de un análisis DOFA
Herramienta 4: Métodos analíticos para la determinación de objetivos conductuales
Herramienta 5: Diez consejos para lograr el presupuesto óptimo

36 cajas con gráficos e ítemes especiales

Página Dengue OPS
Página Dengue OMS
Investigaciones en Enfermedades Tropicales:

OPS/TDR   |   OMS/TDR

Resumen OMS   |   Estrategia COMBI

El reto conductual de la prevención y el control del dengue

Un obstáculo importante para la ejecución eficaz del control selectivo e integrado de los mosquitos ha sido la incapacidad de los Ministerios de Salud Pública para movilizar y coordinar los recursos necesarios con el fin de lograr y mantener un impacto conductual entre las poblaciones en riesgo de dengue y dengue hemorrágico. El conocimiento no es suficiente. Lamentablemente, un individuo informado y culto no es necesariamente receptivo a nivel conductual. No obstante, muchos programas todavía se centran sólo en modificar el conocimiento y aumentar la conciencia de la gente, creyendo que la conducta cambiará. Cuando este no cambia (y, generalmente, ese es el caso) la respuesta habitual es bombardear a la gente con hechos aún más entomológicos y epidemiológicos, a menudo usando técnicas de publicidad complejas. Pero una mayor información, los afiches elaborados, las camisetas coloridas, los folletos lustrosos y las cuñas publicitarias llamativas en la televisión rara vez conducen, por sí mismos, a respuestas conductuales si no están orientados hacia la conducta. Asimismo los cambios de comportamiento tienen que ocurrir en etapas graduales. Por lo general, la mayoría de los programas logran informar y convencer, pero a menudo no obtienen una conducta nueva que sea eficaz y factible, ni incitan a las personas a tomar medidas hacia la adopción y el mantenimiento de la nueva conducta. Uno puede alcanzar fácilmente las metas iniciales de aumentar la conciencia, informar, educar y convencer a las personas acerca de lo que necesita hacerse. Es un reto muy diferente conseguir y mantener los resultados conductuales.

Un entorno favorable: Asimismo, usted puede descubrir que un individuo no es capaz de cambiar su conducta a menos que también se cambie el entorno en el cual vive o trabaja. Por lo tanto, depende de usted buscar la forma de hacer que este entorno sea "favorable", es decir, que promueva conductas nuevas, quizás al proporcionar una legislación más eficaz, mejores técnicas de construcción, servicios más adecuados, mejores políticas, y así sucesivamente.

Finalidad de esta guía

Se necesita un enfoque de movilización y comunicación social que logre un vínculo perfecto entre el conocimiento y la conducta, aborde los costos y valores de adquirir conductas saludables, comprenda las etapas graduales del cambio de conducta y cree un entorno favorable.

Hasta la fecha, las estrategias de movilización y comunicación social para la prevención y el control del dengue, y la investigación que les sirve de base, han sido en gran parte el objetivo de los profesionales de las ciencias sociales, las facultades de las universidades y las organizaciones no gubernamentales (ONG), que llevan a cabo estudios o ensayos sobre el terreno sin importancia para las metas de los programas nacionales. Además, tales estrategias han tendido a centrarse a nivel del hogar y la comunidad, poniendo un menor énfasis en los cambios sociales más amplios que se necesitan en áreas tales como la planificación urbana y los servicios municipales, incluidos el abastecimiento de agua, la industria y las instituciones del gobierno.

Por primera vez, con relación al dengue, esta guía brinda un enfoque de gestión integral e innovador sobre cómo planificar la movilización y comunicación social para el impacto conductual. La guía está destinada a los directores de programas, las ONG, y otros organismos o personas que tengan interés y experiencia en la integración de las intervenciones biológicas, químicas, ambientales y de comunicación, para prevenir y controlar el dengue y el dengue hemorrágico. Usted puede ser un entomólogo a cargo del control de las enfermedades de transmisión vectorial a nivel nacional o trabajar en el área de la salud ambiental y ser responsable del control de plagas, el abastecimiento de agua, y el manejo de desechos sólidos dentro de una jurisdicción urbana. También puede ser un funcionario médico a cargo de un servicio de salud distrital. Esta guía lo ayudará a aprender y, a la larga, aplicar los pasos básicos incluidos en el desarrollo de un plan de mobilización y comunicación social orientado hacia la conducta, que puede permitirle alcanzar sus objetivos de salud pública. El estilo de esta guía y el uso generalizado de ejemplos que hay en ella hacen que sea directa, fácil de leer y agradable. Aunque el tema es el dengue, el proceso de planificación descrito puede aplicarse a otros problemas de salud.

En algunos países se han elaborado, o están en proceso de elaboración, normas nacionales sobre la participación comunitaria, la comunicación para el cambio de conducta y la movilización social para la prevención y el control del dengue. Se espera que esta guía de la OMS contribuya al desarrollo y la promoción de estas iniciativas locales, al mostrar una amplia gama de experiencias internacionales. La guía no es un recetario, sino una colección de ejemplos e ideas, de experiencias de grupo y opiniones. Sus componentes deben ser cuestionados y adaptados cuando sea necesario.

En esta guía, le presentamos el modelo COMBI (Communication for Behavioural Impact / Comunicación para el Impacto Conductual). COMBI es un enfoque que puede ayudarlo, de una manera estratégica y estructurada, a planificar, poner en práctica y vigilar la movilización y comunicación social, para lograr y mantener resultados conductuales muy específicos relacionados con la prevención y el control de las enfermedades transmisibles. COMBI consta de las siguientes fases programáticas:

  1. Planificación
  2. Ejecución
  3. Vigilancia y evaluación

Esta guía se concentra en la Planificación de COMBI. Aunque aquí ilustramos cómo se han llevado a cabo diversos proyectos y estrategias en todo el mundo, le dejamos a usted la tarea apasionante de la puesta en práctica. En esta guía, hablaremos de la evaluación pero pondremos más énfasis en la vigilancia porque conside ramos que la movilización y la comunicación social están evolucionando constantemente. También existen muchos recursos sobre la evaluación, a los que usted puede recurrir (véase Herramienta 1). La planificación de COMBI puede dividirse en 15 pasos (lista a la izquierda).

Las cinco acciones integradas de COMBI

  1. Abogacía/relaciones públicas/movilización administrativa: Poner la conducta saludable particularmente en el sector de negocios y en la agenda del programa de gestión administrativa vía la cobertura de medios masivos de comunicación—noticias, programas de entrevistas, telenovelas, portavoces de celebridades, programas de discusión; reuniones/ discusiones con diversas categorías de gobierno y liderazgo de la comunidad, proveedores de servicio, administradores, gerentes empresariales; memorandos oficiales y reuniones de asociaciones.
  2. Movilización de la comunidad: Incluye el uso de la investigación participativa, reuniones de grupo, sesiones de asociaciones, actividades escolares, medios de prensa tradicionales, la música, la canción y el baile, los espectáculos en los caminos, presentación de dramas sobre la comunidad, volantes, carteles, folletos, videos y visitas a domicilio.
  3. Publicidad apropiada sostenida: En estilo M-RIP—masiva, repetitiva, intensa, persistente—por la radio, televisión, en los periódicos y otros medios de comunicación disponibles, comprometiendo a personas a examinar los méritos de la conducta recomendada vis-à-vis el "costo" para llevarla a cabo.
  4. Comunicación interpersonal/la "venta personal": Involucrar a grupos voluntarios, escolares, trabajadores sociales, personal del campo, personal a nivel de la comunidad, en los hogares y en particular a los puntos de servicio, con bibliografía informativa apropiada e incentivos adicionales, y poner cuidadosa atención a las inquietudes de las personas para poder abordarlas.
  5. Promoción en puntos de venta: Recalcar fácilmente las medidas accesibles y disponibles para el control de vectores y el diagnóstico y tratamiento de fiebre.

Al seguir estos pasos, usted realizará tres tareas de gestión esenciales:

  • Primero, usted determinará los objetivos conductuales claros.
  • Segundo, usted determinará las funciones estratégicas de una variedad de disciplinas de movilización y comunicación social, por ejemplo relaciones públicas, abogacía, movilización administrativa, movilización comunitaria, publicidad, comunicación interpersonal y promoción en puntos de venta para lograr y, al mismo tiempo, mantener estos objetivos.
  • Y tercero, usted combinará estas disciplinas en un plan integral que proporcione claridad, uniformidad y máximo impacto conductual a sus esfuerzos de movilización y comunicación social.