Organización Panamericana de la Salud
Promoviendo la salud en las Américas

Hospitales Seguros

Vigilancia Sanitaria y Prevención y Control de Enfermedades —  Salud Pública Veterinaria:  Ántrax (carbunco) - Fiebre aftosa - Influenza aviar - Inocuidad de los alimentos - Rabia - RIMSA -
Virus del Nilo Occidental - Zoonosis/salud animal - Biblioteca Virtual en Salud Pública Veterinaria (BVS) - Centro Panamericano de Fiebre Aftosa PANAFTOSA (influenza aviar, rabia y otras zoonosis)  -
Noticias: Salud Pública Veterinaria -
Análisis de Salud y Estadísticas - Enfermedades Transmisibles - Enfermedades Crónicas


Comunidad Chorote

Hoja informativa: Atención primaria en la comunidad indígena Chorote (Tartagal, Provincia de Salta, Argentina)

(R. Castro1, J.M. Sotelo2, C. Batemarco3, G. Garcia4,
J. Cuellar5, E. Pérez5, P. Abal5 y A. Venturino5)

Galería de fotos   |   Afiches

A finales del año 2001, la Oficina de la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) en la Republica de Argentina inició un Proyecto Piloto dirigido a mejorar la calidad de vida de las comunidades indígenas de la región del Chaco. La idea surgió como una de las acciones de seguimiento al Proyecto de Capacitación en Saneamiento Ambiental para las Comunidades originarias del Chaco Americano realizado en Charagua-Bolivia. Una de las actividades de este proyecto fue un curso de 4 meses, en el cual se capacitó en tecnologías de saneamiento básico, a 26 indígenas originarios del Chaco Americano (10 argentinos, 4 paraguayos y 12 bolivianos). Ese curso fue organizado por la Oficina de país de la OPS/OMS en Bolivia y dictado por especialistas de la Fundación para la Vivienda Saludable "Sumajhuasi" del mismo país.

Para el desarrollo de este Proyecto piloto se identificó la Comunidad Chorote, Misión Lapacho Uno, habitada por más de 300 personas y situada a tres kilómetros de Tartagal, ciudad ubicada al norte de la provincia de Salta, cerca de la frontera con Bolivia. Un criterio de selección de la comunidad fue la alta prevalencia de enfermedades gastrointestinales, respiratorias, y alto riesgo de exposición a enfermedades transmitidas por vectores tales como chagas, malaria, dengue y hanta virosis.

Entre los posibles determinantes de la alta prevalencia de enfermedades diarreicas y respiratorias se observaron (entre otros):

  • deficiente calidad de las viviendas,
  • falta de letrinas,
  • insuficiente abastecimiento de agua, y
  • falta de un lugar apropiado para cocinar y preparar sus alimentos.

La comunidad cocinaba los alimentos a la intemperie, usando un puñado de leños que debía cambiar de lugar según el momento del día en búsqueda de un poco de sombra para quienes estaban a cargo de la cocina, principalmente las mujeres.

Para contribuir a mejorar esta situación, y en consulta con la comunidad, se decidió que el proyecto abarcaría a los 21 grupos familiares que conforman el total de los habitantes de la comunidad, contemplando la construcción de lo siguiente:

  • Tres tanques de almacenamiento de agua con una capacidad de 5000 litros cada uno y tres baterías de lavaderos para ropa y bañaderos, los que, para facilitar su uso por toda la comunidad, se ubicaron en tres lugares equidistantes de ésta.
  • Una vivienda modelo para uso de la comunidad como taller de costura y artesanías.
  • 21 habitaciones cocina para la preparación de alimentos en condiciones higiénicas.
  • 21 hornos solares.
  • 21 letrinas con tecnología apropiada para convertir desechos en abono.
afiche, letrinas
Afiche sobre las letrinas
afiche, cocinas Lorena
Afiche sobre las cocinas

Cada habitación cocina cuenta con un depósito con canilla para almacenamiento de agua, una cocina Lorena construida in situ usando lodo y arena , un estante de madera para guardar sus alimentos, una mesa, dos bancas, platos, ollas y utensilios de cocina.

La Oficina de UNICEF en Argentina se sumó al proyecto, aportando los materiales para la construcción de las instalaciones descritas. Las obras se iniciaron en noviembre de 2001, con la participación activa de los diez alumnos argentinos capacitados en el curso de Charagua, Bolivia. Un factor de suma importancia es que toda la comunidad apoyó el desarrollo del proyecto, especialmente cada grupo familiar, que fue muy activo en la construcción de su habitación-cocina y de su letrina.

En diciembre de 2001, la Dra. Mirta Roses Periago, Directora Adjunta de la OPS/OMS (y ahora Directora) visitó la Comunidad Chorote (etnia indígena) y pudo observar las necesidades de la comunidad y los avances realizados en las construcciones. La situación observada y la solicitud de la comunidad de que se les apoyara en aspectos adicionales a las construcciones, hicieron que el proyecto se ampliara a un enfoque más integral, usando la estrategia de atención primaria. Dentro de este contexto, y con el apoyo del Ministerio de Salud de la Provincia de Salta, se ofreció para las mujeres de la comunidad un curso de costura y otro de nutrición y cocina, los cuales han permitido que ahora puedan coser ropa para ellas y sus niños, además de cocinar platos más nutritivos.

En septiembre de 2002, personal del centro especializado de la OPS en inocuidad de alimentos, Instituto Panamericano de Protección de Alimentos y Zoonosis (INPPAZ) visitó la comunidad y diseñó material para el uso seguro en la preparación de alimentos con las cocinas "Lorena"; en particular relacionadas a la higiene personal, la manipulación, el tiempo de cocción y conservación de los alimentos, así como también a evitar la presencia de animales domésticos en la cocina. Adicionalmente se colaboró con material educativo sobre la manipulación higiénica de los alimentos, adaptando las cinco claves de la OMS en inocuidad de alimentos a los usos y costumbres de los miembros de la comunidad, según sus hábitos alimentarios, y las condiciones ambientales en las que viven. Los desarrollos educativos se enviaron a la escuela que funciona en la comunidad para su difusión. Igualmente se preparo conjuntamente con la ingeniero sanitario de la OPS en Argentina, guías para el uso apropiado de las letrinas. Estas se basaron en prácticas higiénicas, en particular:

  1. el descarte apropiado del papel higiénico,
  2. el uso apropiado de las cenizas provenientes de las cocinas y
  3. el lavado posterior de las manos.

Planos del diseño de equipos usados en la comunidad están disponibles en la oficina de la Representación de la OPS/OMS en Argentina

El 18 diciembre de 2002 se inauguraron las obras construidas, acto que contó con la participación de toda la comunidad Chorote y caciques de otras etnias indígenas. La ceremonia fue presidida por el Gobernador de la Provincia de Salta; autoridades de la ciudad de Tartagal; representantes del Ministerio de Salud de la Nación; Instituto Provincial Indígena de Salta, INTA, OPS/OMS, UNICEF, Fundación Sumajhuasi (Bolivia), y la ONG Padre Ernesto Martearena.

Por su origen y la multiplicidad de actores, el proyecto en la Comunidad indígena de Chorote constituye un ejemplo de trabajo en equipo, y de aplicación in situ de cooperación técnica integrada y multisectorial en salud pública dirigida a poblaciones indígenas. El diseño de este proyecto permitió a los participantes argentinos en el curso de Bolivia aplicar las tecnologías aprendidas, para mejorar las condiciones de saneamiento básico y calidad de vida de la comunidad.

La visión de los participantes indígenas de la Argentina en del curso de Bolivia dejó de ser un sueño para convertirse en una realidad en la comunidad Chorote y en un modelo para otras comunidades del país y de la Región que tienen condiciones de vida similares. Una evaluación de los proyectos mediantes indicadores de salud y sociales será realizada por la OPS/INPPAZ para validar la experiencia. Indicadores que serán consideradas incluirán (entre otros):

  • satisfacción de la comunidad;
  • eficiencia de los equipos de saneamiento básico;
  • cocción y conservación de alimentos;
  • cambios de conducta en relación a la preparación, manipulación y conservación de los alimentos.

Esta evaluación será objeto de un próximo artículo con datos cualitativos y cuantitativos de los cambios generados comparados con una línea basal al inicio del proyecto.

Para más información, favor de contactar a la Ing. Rosario Castro, Asesora en Salud y Ambiente de la OPS/OMS-Argentina.


1 Asesora en Salud y Ambiente, OPS/OMS, Buenos Aires, Argentina.
2 Representante de la OPS-OMS, Buenos Aires, Argentina.
3 Especialista en Comunicaciones, OPS/OMS, Buenos Aires, Argentina.
4 Asesor Regional en Inocuidad de Alimentos, Unidad de Salud Pública Veterinaria, Área de Prevención y Control de Enfermedades, OPS/OMS, Sede, Washington, DC, EUA.
5 Instituto Panamericano de Protección de Alimentos y Zoonosis (INPPAZ).