Images

El Programa de Alimentación y Nutrición

Antecedentes

La mala nutrición en la Región de las Américas continúa siendo un problema muy serio en salud pública. Para 1995 se estimó que mas de un millón de niños nacieron con bajo peso; seis millones de niñas y niños menores de 5 años de edad presentaron un déficit severo de peso, como resultado de la interacción entre la desnutrición y las infecciones entre otros factores; 167 millones de personas estaban en riesgo de sufrir las consecuencias de la deficiencia de vitamina A, y 94 millones habitantes estaban anémicos por deficiencia de hierro (OMS,1995).

El programa de Alimentación y Nutrición adoptó las metas propuestas en la declaración de la Cumbre Mundial en favor de la Infancia y en la Conferencia Internacional de Nutrición, y en base a ellas elaboró el Plan de Acción Regional de Alimentación y Nutrición con el objetivo de contribuir a reducir las altas prevalencias de mala nutrición en la Región, a través de la cooperación técnica para el diseño y ejecución de intervenciones dirigidas a reducir la dimensión de estos problemas.

Objetivo

Contribuir, a través de la cooperación técnica para el diseño, ejecución y evaluación de intervenciones, a mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición en la Región.

Areas de Acción

1. La Seguridad Alimentaria

Se Conceptualiza como la garantía de que los individuos, las familias y la población en su conjunto accedan, en calidad y cantidad, a los alimentos que necesitan para su adecuado consumo y utilización biológica para garantizar una vida sana y socialmente productiva.

2. La Prevención y Manejo de la Mala Nutrición

La prevención y manejo de la mala nutrición en los individuos, las familias y la población en general, con el fin de disminuir las altas prevalencias de los problemas nutricionales.

Los problemas priorizados son:

  • La desnutrición energético-proteica, en particular en la gestante, el recién nacido, y el menor de 2 años de edad;
  • La deficiencia de micronutrientes: hierro, vitamina A y yodo;
  • La obesidad y las enfermedades crónicas relacionadas con la dieta, con énfasis en los grupos de mas bajo nivel socioeconómico.

Actividades de Cooperación Técnica

El Plan de Acción identifica dos áreas de cooperación: una referente a mejorar la complementación alimentaria, y la segunda, con relación a la prevención y control de los problemas de mala nutrición. Adicionalmente, el Plan identifica líneas de apoyo a ambas áreas de cooperación.

La Seguridad Alimentaria

Dentro de esta área se trabajaran en el acceso, el consumo y el mejoramiento de la utilización biológica de los alimentos. Para ello, se identifican tres líneas de acción: la promoción de la lactancia materna, la promoción de una adecuada alimentación complementaria y la promoción y educación para mejorar el acceso y el consumo de los alimentos.

Promoción de la lactancia materna

Las experiencias alcanzadas, por UNICEF y USAID, con la iniciativa de Hospital Amigo de los Niños a través de Wellstart, en la capacitación de los profesionales de salud, han tenido un impacto muy positivo en incrementar el numero de mujeres que inician la lactancia materna inmediatamente después del parto. Sin embargo, solo se han logrados cambios muy modestos en las tasas de lactancia exclusiva hasta los cuatro a seis mese. En la mayoría de los países su practica no va mas allá de unas cuantas semanas. Del mismo modo, tampoco se ha logrado incrementar el numero de mujeres que practican la lactancia continua hasta los 2 años de edad.

A pesar de que las mujeres están bien informadas, hay factores que juegan un papel preponderantemente negativo en contra de las practicas de lactancia. Estos incluyen las condiciones laborales en que se realiza el trabajo femenino, el incumplimiento de la legislación de protección a la maternidad, el limitado acceso y control de recursos por parte de las madres, la falta de apoyo familiar y de la sociedad, y su situación, tanto en su salud reproductiva, como también en su salud laboral.

La cooperación técnica brindada por la OPS se orientará a apoyar al sector de salud para que en coordinación con otros sectores oficiales, ONG, el sector privado, los organismos internacionales de cooperación y financieros, y la sociedad civil, se diseñen y pongan en practica programas integrados de promoción de la lactancia materna exclusiva hasta los cuatro a seis meses y la lactancia continua hasta los 2 años de edad.

Promoción de una alimentación complementaria

Se propone trabajar en los próximos tres años, en por lo menos siete países priorizados, para luego extender al resto de países, en el diseño y ejecución de programas orientados a la promoción de actividades que garanticen una alimentación complementaria a la leche materna durante los dos primeros años de vida, como una línea de cooperación que debe ir paralela a la de la promoción de la lactancia materna exclusiva y continua.

Esta línea de cooperación promueve la introducción y consumo de los alimentos complementarios, considerando la cantidad, calidad, densidad y frecuencia adecuados así como, la condición de salud o enfermedad del niño. Para ello se tomaran en cuenta el acceso de la familia a los alimentos y la actitud, el comportamiento y el conocimiento del cuidador o cuidadora del niño, para asegurar que el alimento llegue al niño en la mejor forma posible.

Promoción y educación para mejorar el acceso y consumo de los alimentos

Se propone trabajar en los próximos tres años, en por lo menos seis países priorizados, para luego extender al resto de la Región, en la promoción y educación para mejorar el acceso y consumo de los alimentos. En esta línea de trabajo se ha venido promoviendo la actualización de los lineamientos o normas nacionales de la alimentación del niño menor, basados en los diversos documentos de posición que sobre el tema se han elaborado recientemente. Esto permitirá la actualización del personal de salud en los aspectos prácticos de este tema.

Otro aspecto dirigido a mejorar las practicas de alimentación del niño y la familia se relaciona con la elaboración, desarrollo e implementación de guías alimentarias. Estas guías consisten en mensajes educativos elaborados y validados en población especificas e involucran a diversos sectores y a la población. Tomaran en cuenta factores como el acceso, el comportamiento de la población y el perfil epidemiológico nutricional y de salud existentes.

La Prevención y Control de Problemas de Mala Nutrición

Desnutrición energético-proteica

Si bien es cierto que las formas severas de desnutrición energético-proteica han disminuido significativamente en los últimos años, muchos niños en la Región sufren de un crecimiento y desarrollo inadecuado, lo que se traduce en altas proporciones de niños con baja talla para la edad, problema que se evidencia en los tres primeros años de vida.

Las actividades identificadas para prevenir este fenómeno están centradas en la promoción de la lactancia exclusiva de los primeros cuatro a seis meses, la lactancia continua hasta los 24 meses, la promoción de una alimentación complementaria adecuada en el niño sano y enfermo, aspectos que se expone en el acápite precedente de Seguridad Alimentaria

Control de las deficiencias de micronutrientes

Otra área de cooperación técnica que en el Plan de Acción ha identificado como prioritaria es la referente al diseño de programas integrales para combatir la deficiencia de yodo, vitamina A y hierro.

Yodo

En lo que respecta a la deficiencia de yodo, la OPS continuará brindando cooperación técnica, conjuntamente con los otros organismos internacionales y en particular con UNICEF, para que los países garanticen el acceso de sal yodada en toda la población. Hasta la presente, todos los países excepto Haití están fortificando la sal con yodo. De estos, dos (Ecuador y Bolivia) han sido declarados como libres de los desórdenes por deficiencia de yodo y otros tienen bajo control DDI, como es el caso de los Estados Unidos, Canadá y Chile. Se espera que en los próximos años un mayor numero de países sean declarados libres de DDI.

La OPS tiene la capacidad de apoyar a los países a evaluar el impacto de la fortificación de sal con yodo y a poner en ejecución sistemas sostenibles de garantía de calidad desde la producción hasta el consumo de la sal yodada. Además, la OPS puede brindar cooperación técnica para determinar las características del consumo de sal, las actividades de capacitación y promoción masiva para el consumo de sal yodada, y para el diseño y ejecución de sistemas de vigilancia epidemiológico, que sirvan para detectar con oportunidad a la población en riesgo de DDI.

Vitamina A

La OPS continuara brindando cooperación técnica, conjuntamente con los otros organismos internacionales y en particular con UNICEF y USAID, para que un mayor numero de países pongan en ejecución planes nacionales de erradicación de la deficiencia de vitamina A.

En áreas de alta endemia y como una medida emergente, la OPS esta en capacidad de brindar cooperación técnica para el diseño y ejecución de programas de suplementación con vitamina A a los niños menores de edad. En áreas con deficiencia subclínica, la OPS propone fortificación del azúcar con vitamina A, o de otro producto de consumo masivo de acceso universal y de bajo costo, para lo cual puede apoyar al diseño de un sistema de control de garantía de calidad y de vigilancia epidemiológico nutricional. La OPS cuenta también con la capacidad para brindar cooperación técnica para el diseño de programas de educación y promoción de la diversificación de la dieta, para promover el consumo de alimentos ricos en vitamina A.

Hierro

La OPS propone que en cinco años se priorizaran por lo menos nueve países en donde se diseñaran y pondrán en ejecución programas nacionales para combatir la deficiencia de hierro y anemia.

La Organización promueve una estrategia integral en la que se identifica un conjunto de intervenciones a ser ejecutadas simultáneamente, dado que su impacto y la facilidad de ejecución es diferente en el tiempo. Estas incluyen:

  • La fortificación con hierro de un alimento de consumo masivo, de fácil acceso y de bajo costo, con el fin de que toda la población tenga un suministro adecuado y permanente de hierro. En esta línea se promueve la fortificación de harina de trigo con hierro o de otro alimento de bajo costo y acceso universal.

  • La suplementación con hierro a embarazadas, madres lactantes y menores de tres años, con el propósito de controlar la anemia y mejorar las reservas de hierro de los niños y las madres.

  • La educación y promoción del consumo de una dieta que contenga estimuladores de la absorción de hierro, tales como las frutas cítricas, y la carne, y que elimine el consumo de alimentos con inhibidores de la absorción, tales como el té y el café, durante las comidas.

Prevención y control de la obesidad y las enfermedades crónicas asociadas a la dieta

En esta línea de acción se contempla promover, en los próximos tres años y en por lo menos dos países, el diseño y ejecución de programas de prevención de la obesidad en la población de escolares y adolescentes, con un enfoque de promoción de estilo de vida saludables en los que se conjuguen componentes relacionados a la dieta y al ejercicio, en conjunto con el manejo de la presión de pares, dependencia-independencia, imagen del cuerpo y desarrollo de la identidad, entre otros. Una vez transcurrido este periodo, se propondrá extensión de las experiencias adquiridas al resto de los países de la Región.

Dada la multicausalidad de la obesidad, la OPS promoverá el trabajo conjunto de los sectores de salud y educación, las ONG, los medios de comunicación y el sector privado, para el diseño y ejecución de programas. Al interior de la OPS, se trabajará en estrecha colaboración con el Programa de Salud Familiar en donde se desarrolla un componente de salud en adolescencia.

Líneas Adicionales de Apoyo en la Cooperación Técnica

Con el fin de reforzar las líneas de cooperación dirigidas a modificar las prevalencias de los problemas nutricionales, la OPS, además, brindar cooperación técnica en las siguientes líneas:

Planes nacionales de alimentación y nutrición

La OPS continuará cooperando con los países en la formulación de políticas nacionales de alimentación y nutrición que identifiquen planes y programas, cuya ejecución signifique modificar los niveles de prevalencia de los problemas de mala nutrición.

Vigilancia epidemiológica nutricional

En esta línea se establecen dos componentes. El primero esta orientado a apoyar a los países a consolidar un sistema de vigilancia epidemiológica para el monitoreo de la situación alimentaria y nutricional a nivel nacional, con un mínimo de indicadores que permita hacer un seguimiento en el tiempo de como se comportan epidemiológicamente los problemas. La estandarización de indicadores, instrumentos y puntos de corte permitirá, además, disponer de una información regional y subregional. Esta línea de trabajo se realizara en coordinación con el Programa de Análisis de la Situación de Salud (HDP/HDA). Se espera que en los próximos cinco años se haya diseñando y puesto en ejecución un sistema de esta naturaleza en por lo menos 10 países de la Región, para luego expandir al resto de los países en los siguientes años.

El segundo componente de esta línea es la cooperación técnica directa para fortalecer la capacidad institucional local en la recolección de datos de la condición alimentaria y nutricional de individuos y poblaciones, interpretación de la información y toma de acción, como parte de los programas en ejecución, para que se disponga de un sistema de información de respuesta inmediata. Esta línea de cooperación contribuirá a mejorar la capacidad de identificar a los grupos de población objetivo de las intervenciones, a la toma de acción sobre los recursos existentes y a la habilidad para acceder y utilizar los recursos disponibles.

Desarrollo de recursos humanos

La OPS tiene el compromiso de apoyar al desarrollo y actualización de los recursos humanos para que puedan asumir con competencia el liderazgo en la conducción de las intervenciones nutricionales. Para ello, el Programa pondrá en marcha dos líneas de acción. Una, la red electrónica de información con dos líneas de servicios, la pagina del World Wide Web (WWW) y el Listserv. A través de estos medios se pondrá a disposición de los profesionales, los investigadores, las universidades y las instituciones de servicios, información científica periódica y actualizada sobre los diferentes problemas de mala nutrición y sobre documentos de posición y publicaciones científicas. Con este servicio se llegara en breve a toda la Región y la información estará accesible en ingles y español.

La segunda línea de acción se centra en la organización de un plan de capitación permanente con cursos core que puedan ser permanentemente actualizados y administrados a distancia. La preparación de estos cursos responderá al diagnostico que se haga del nivel de conocimientos y capacidad de respuesta y liderazgo de los profesionales que trabajan en nutrición. Los cursos serán elaborados en centros de docencia e investigación de la Región y serán ofrecidos en toda la Región a precios accesibles. Con esta línea de acción se espera cubrir a toda la Región y su acceso será posible para todos los profesionales. Se iniciara la oferta de los cursos core en 1998.

Promoción de la investigación científica

El Plan de Acción contempla la promoción de la investigación científica en los temas de mayor relevancia nutricional, con un enfoque eminentemente operativo. Se promoverá el trabajo colaborativo entre los centros de investigación y entre los centros y el Programa de Alimentación y Nutrición; de igual manera, se promoverá el intercambio entre centros del Norte y del Sur y la difusión del conocimiento en las líneas técnicas de cooperación de la Organización.