Organización Panamericana de la Salud
Promoviendo la salud en las Américas

Hospitales Seguros

Inicio  |  Calendario Oficial  |  BLOG  |  Contactar Directora  
  Noticias |  En los Medios  |  Informe Anual  |  Galería  |  Cuerpos Directivos  |  Directores Ejecutivos  |  Galería de Directores   
 | Noticias  |  Eventos  |  Discursos  |  Presentaciones  |  Visitas Oficiales  | 

 

Cultura y género cuentan: Salud para Todos

Celebración del Día Internacional de la Mujer en la Sede de la OPS

Washington, DC. OPS Sede.
Marzo 11, 2009.
Discurso de la Directora,
Dra. Mirta Roses Periago.

Distinguidos invitados
Embajadores
Delegados
Colegas
Amigas y Amigos,

Bienvenidos a la OPS, su Casa de la Salud en las Américas.

Estamos hoy aquí reunidos para conmemorar juntos el Día Internacional de la Mujer.

Durante esta celebración haremos un reconocimiento y premiaremos a los dos ganadores del concurso anual "Mejores prácticas de género y etnicidad en salud en las Américas".

Honraremos así el valor y el alcance de trabajos e iniciativas específicas que en el interior de nuestros países están marcando la diferencia por el avance de la equidad en salud entre mujeres y hombres de todas nuestras diversas poblaciones en la Región.

La equidad de género y cultura es un derecho universal impostergable.

El tema escogido este año es: Cultura y Género cuentan: Salud para Todos.

Para la OPS, la salud no debe replicar la desigualdad social. Nuestro énfasis debe centrarse y se centra en la reducción de las desigualdades sanitarias. En este sentido, la equidad de género y cultura constituye el eje fundamental de nuestro mandato de salud.

Seguimos observando con satisfacción que en la Región continúa creciendo el número de mujeres, incluyendo las de nuestras poblaciones etnicas, en posiciones de liderazgo a todos los niveles y en todas las esferas de poder y de toma de decisiones.

A pesar de estos avances logrados en años recientes, hoy en todos y cada uno de los países, actitudes y comportamientos frente a identidades culturales y de género siguen siendo factores claramente determinantes de inequidades y brechas en salud para millones de personas de las Américas.

Como he mencionado en ocasiones anteriores, estas actitudes y comportamientos son completamente inadmisibles.

Difícilmente podremos alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio sin integrar las perspectivas de género y cultura en las acciones y programas de salud pública. El menosprecio de estas perspectivas invisibiliza, desvaloriza, y de facto restringe de oportunidades en salud, desarrollo y bienestar a grandes segmentos de población. Pero los efectos de este menosprecio van mucho más allá, y sus consecuencias son alarmantes.

Sabemos por ejemplo, que nacer indígena en Guatemala implica una esperanza de vida 17 años menor que el resto de la población del país, y tres veces más posibilidades de morir durante el parto. En otros países con una fuerte diversidad étnica la situación presenta rasgos semejantes.

Sabemos también que la violencia de género, otra tragedia real y diaria, alcanza proporciones epidémicas en las Américas, aunque en muchas de sus comunidades sigue invisible. Se estima que más de un tercio de las mujeres en la Región sufre agresiones violentas por parte de sus parejas.

Sabemos igualmente que en los países de nuestra Región, los ingresos de las mujeres son un tercio menos que los del hombre. Además la gran mayoría de estas trabajadoras se concentran en el trabajo informal, con poco acceso a beneficios y seguros sociales.

En las Américas, más de 30.000 mujeres mueren cada año durante el parto, de causas prevenibles y una gran proporción de ellas son pobres, rurales y de poblaciones étnicas.

En las políticas y el trabajo de la OPS, la cultura y el género cuentan. La integralidad de estos determinantes en los programas y estrategias de la Organización es un eje y común denominador en todas nuestras actuaciones.

El Consejo Directivo adoptó en el año 2005 la Política de Igualdad de Género para evidenciar las necesidades y oportunidades diferenciales de salud de los hombres y mujeres de nuestras poblaciones. También adoptó una resolución para promover las salud de los pueblos indígenas.

Gracias a estos compromisos unánimemente adoptados por todos los Estados Miembros, estamos construyendo juntos las capacidades para abordar y superar estas brechas. Entre todos estamos promoviendo una participación de actores sin precedentes porque la equidad cultural y de género en salud es un asunto de todas y todos.

El plan estratégico de la OPS 2008-2013 contempla género y etnicidad como dos de los ejes transversales prioritarios en los que se debe enfatizar la cooperación técnica de la Organización. Y todas las unidades y áreas programáticas y de cooperación técnica de la OPS están abocadas a estos esfuerzos.

El pasado año se ejecutaron acciones puntuales en apoyo a 19 países para avanzar la igualdad de género en el sector salud; también durante el 2008 se cooperó técnicamente en apoyo a los esfuerzos de 6 países para incorporar un análisis de género en sus datos de salud; y a otros 9 países para incorporar la variable étnica en sus sistemas de información de salud. Como no podía ser de otro modo, las organizaciones de mujeres, y de pueblos indígenas y afrodescendientes han sido socios claves en estos emprendimientos.

El año pasado también organizamos una conferencia regional para socios en salud y representantes de los pueblos indígenas con el objetivo de mejorar los servicios de salud con base en los determinantes sociales de la salud.

Todos estos trabajos e iniciativas están dando resultados sin precedentes por la salud de todas y todos en las Américas.

Pero todavía queda mucho por hacer. Género y cultura cuentan y se deben hacer contar.

En este Día Internacional de la Mujer celebramos aniversarios y fechas importantes de acuerdos internacionales pioneros en pro de la equidad, por la igualdad y contra la discriminación basada en género.

  • 30 años de la convención para eliminar la discriminación contra la mujer (CEDAW).
  • 15 años de la plataforma de Beijing, que promueve la igualdad y derechos de la mujer en todos los ámbitos, incluyendo los derechos reproductivos.
  • 16 años de la Consulta sobre Salud de los Pueblos Indígenas realizada en Winnipeg (Canadá), cuyas recomendaciones, consensuadas por 18 países, fueron retomadas en la Iniciativa de los Pueblos Indígenas de la OPS.
  • Y 8 años del Acuerdo de Durban (Sudáfrica) para poner freno a la intolerancia y para luchar contra el racismo, la discriminación y la xenofobia y las formas conexas de intolerancia.

También en la Región de las Américas tenemos notables ejemplos pioneros de avances por la equidad y la igualdad.

Es por todo lo anteriormente mencionado que me da mucho honor y alegría felicitar hoy a todos y cada uno de los 44 proyectos que se presentaron a la este año a la edición del concurso 'Mejores prácticas de género y etnicidad en salud en las Américas' procedentes de un total de 19 países.

Y me satisface particularmente entregar sendos galardones a los dos ganadores de este año.

" Brasil, "Empoderando familias para combatir la violencia doméstica", una innovadora experiencia presentada por la Universidad Federal de Sao Carlos, Brasil, Unidad de Salud Escolar (USE), Laboratorio de Análisis de Prevención de la Violencia (LAPREV). El proyecto beneficia a población afro y migrante de la ciudad de Sao Carlos, Brasil, y surgió por los numerosos casos de violencia contra la mujer que allí se registraban.

" Bolivia, Atención primaria de salud con enfoque de género ("Servicios de Salud Estrella"). La experiencia fue presentada por el Servicio de Salud La Paz, el Ministerio de Salud y Deportes, y la Representación de OPS/OMS en Bolivia. La experiencia benefició a un grupo urbano de mujeres migrantes, indígenas aymara en condiciones de pobreza, logrando aumentar las hasta entonces bajas coberturas y la participación de las mujeres en la atención y prevención de enfermedades, y en particular la atención institucional del parto.

¡Felicidades>!Su compromiso es nuestro compromiso: por la salud para todos y todas y cerrando brechas injustas entre mujeres y hombres.

Hoy más que nunca: por la equidad, porque para que la salud llegue a todos, cultura y género deben contar.




Presentación de los proyectos ganadores de las buenas prácticas

- Bolivia: Francy Marcela Venegas Arzabe
- Brasil: Lucia Cavalcanti de Albuquerque Williams

PAHO Press Release
Nota de Prensa de la OPS

- Women's Health Projects Win PAHO Competition
- Proyectos de salud de la mujer ganan concurso de la OPS


Para más información, contactar Velzeboer-Salcedo, Mrs. Marijke (WDC), Asesora de Genéro, Etnicidad y Salud (OPS),
y/o, Diaz, Eng. Katia (WDC), Webmaster, Oficina de la Dirección (OPS).