Organización Panamericana de la Salud
Promoviendo la salud en las Américas

Hospitales Seguros

Inicio  |  Calendario Oficial  |  BLOG  |  Contactar Directora  
  Noticias |  En los Medios  |  Informe Anual  |  Galería  |  Cuerpos Directivos  |  Directores Ejecutivos  |  Galería de Directores   
 | Noticias  |  Eventos  |  Discursos  |  Presentaciones  |  Visitas Oficiales  | 

 

Discurso del Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

Washington, D.C. HQ.
Febrero 1, 2008.

Una de las mayores satisfacciones que depara ser Secretario General de la OEA es la de tener la oportunidad de compartir momentos como este. Porque en realidad no sólo es un honor sino un motivo de personal satisfacción poder acompañar a la doctora Mirta Roses en este acto de toma de posesión de su cargo.

También para el Sistema Interamericano es éste un momento estimulante porque podremos seguir contando con el liderazgo de una mujer que ha dedicado buena parte de su vida profesional a la Organización Panamericana de la Salud y que, desde su Dirección, ha conjugado su compromiso vocacional en esta área con una perspectiva integral de desarrollo. Una Directora de la OPS, por otra parte, que ha logrado convertir las ideas y los proyectos más generales en acciones prácticas aún en los más reducidos espacios locales.

Ya en otras oportunidades he debido destacar la estrecha relación que existe entre la OEA y la OPS, que va mucho más allá de nuestra común vinculación orgánica al sistema interamericano. También en ese terreno debemos estar agradecidos a la Dra. Roses, pues los logros alcanzados en la integración de las agendas de nuestras organizaciones durante los últimos años se han debido en una medida importante a sus esfuerzos.

No debe extrañar por ello que la presentación de sus Informes ante el Consejo Permanente de la OEA hayan sido siempre recibidos con felicitaciones por el esfuerzo desplegado y, sobre todo, por la claridad con que ha sabido vincular las prioridades en el área de la salud no sólo a las demás prioridades del desarrollo social sino también a la agenda política de la región.

La OPS, en tanto organización especializada en salud del Sistema Interamericano, ha contribuido desde 1902 de manera muy importante al bienestar de los pueblos de las Américas. En épocas recientes este esfuerzo ha estado enmarcado en la convicción de que el avance en la cobertura básica de salud con calidad es un derecho para todos, contribuye a reducir la pobreza y es parte integral de la tarea de preservar la democracia.

En ese predicamento han sido múltiples los espacios en que las prioridades y acciones en salud han terminado por conectarse e integrarse con otras áreas del desarrollo, como la educación, el trabajo y el medio ambiente, todas ellas prioritarias para la Organización de los Estados Americanos. No debe extrañar por ello que hayamos trabajado con la OPS en temas como salud y seguridad de los trabajadores, educación en salud, nutrición, atención a las personas con discapacidad, prevención en el consumo de drogas, control del virus HIV/SIDA, derechos humanos y que hayamos concurrido juntos en acciones solidarias tan importantes como el apoyo a la hermana República de Haití.

Estos esfuerzos y estas acciones emprendidas coordinadamente por nuestras dos organizaciones son ya reconocidos ampliamente, al grado que en la reciente Resolución de la Asamblea General de la OEA relativa a la "Erradicación del Analfabetismo y Lucha contra las enfermedades que afectan el desarrollo integral", los Cancilleres consideraron relevante destacar su importancia y trascendencia.

Acciones conjuntas de este tipo y, sobre todo, la actividad mancomunada de los organismos y agencias que componen el Sistema Interamericano son, efectivamente, de la mayor importancia. Permiten fortalecer y proyectar, mucho más allá de la simple suma de las partes, el esfuerzo continental por enfrentar la pobreza, la exclusión, la falta de educación, el desempleo, las carencias en salud, las limitaciones en los servicios básicos y tantos otros problemas que aún debemos superar para sentar las bases de un crecimiento y un desarrollo económico sólido, equitativo y con justicia social.

Por eso me he propuesto, como uno de los objetivos de mi gestión en la Secretaría General de la OEA, alcanzar una mayor integración y coordinación de esfuerzos entre las organizaciones y agencias que componen el Sistema Interamericano. Y de ahí mi gratitud y entusiasmo con el trabajo de Mirta Roses, porque sé que cuento, en ella, con una eficaz aliada en ese esfuerzo.

Le deseo a la Dra. Roses, a la Organización Panamericana de la Salud y a todos sus funcionarios, éxito en la tarea que inician hoy. Deben ustedes ser conscientes que las políticas de salud están llamadas a desempeñar un papel central en el cumplimiento de los objetivos de desarrollo del milenio y en la promoción y observancia de los derechos económicos, sociales y culturales, consagrados en la Carta Democrática de las Américas. Y es a vuestra Organización a la que le corresponde velar por que ello ocurra.

Estoy seguro que bajo el liderazgo de Mirta Roses, esa tarea será cumplida satisfactoriamente. Tan satisfactoriamente como hasta ahora, cuando es indiscutible el impacto de las acciones de la OPS en los avances logrados en materia de salud y bienestar de nuestros pueblos. Un impacto que no tengo dudas seguirá profundizándose al amparo del enfoque integral de política social que Mirta le ha impreso a la actividad de la Organización y que está permitiendo no sólo combatir los desafíos en el campo específico de la salud, sino lograr que más gente pueda salir del estado de extrema pobreza y marginalidad en el que se encuentra.

Se trata de desafíos inmensos, pero a la vez bellos y estimulantes. Porque no creo que haya algo más hermoso que contribuir a la salud, a la educación y al bienestar de quienes necesitan con tanta urgencia de nuestra solidaridad y apoyo.

Sigamos juntos en ese esfuerzo, para el que les deseo, nuevamente, la mejor de las venturas.


Para más información, contactar Diaz, Ing. Katia (WDC),
Web Master, Oficina de la Dirección.