Hospitales Seguros
Centro de prensa — Comunicados de prensa - RADIOnoticias - Perspectivas de Salud - OPS Ahora - Material de video - Fotografía - Contactos 
 PAHO TODAY   El boletín de la Organización Panamericana de la Salud

EN LA PORTADA

Día Mundial de la Salud

Cada madre y cada niño cuentan

 Madre con niño
El Día Mundial de la Salud 2005 está dedicado a la salud maternoinfantil. El mensaje fundamental de la campaña 2005 es que millones de madres y sus bebés pueden salvarse con medidas sencillas y eficaces en función de los costos. © Keith Brofsky/1999 Artville, LLC

Toda madre, todo niño —en todas partes del mundo— merece gozar de buena salud y tener la oportunidad de llevar una vida plena y productiva. Contamos con los conocimientos y los medios para lograrlo.

¿Cuánto vale la vida de un niño? Según investigaciones recientes, sería posible salvar la vida de 3 millones de recién nacidos con menos de un dólar por niño. Todo lo que hace falta son intervenciones sencillas como la vacunación contra el tétanos durante el embarazo, partos en condiciones higiénicas, lactancia materna exclusiva y antibióticos para tratar enfermedades.

¿Cuánto importa la vida de una madre? Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 1.400 mujeres mueren a diario por causas relacionadas con el embarazo que en su mayoría son prevenibles o tratables. Al morir esas madres dejan niños huérfanos y tanto las familias como las comunidades sufren al perder lo que ellas podían aportar.

Por éstas y muchas otras razones, el Día Mundial de la Salud 2005 está dedicado a "Madres y Niños Saludables: un desafío pendiente". Sus organizadores están haciendo un llamamiento a los gobiernos y las sociedades de todo el mundo para que inviertan en la salud maternoinfantil no sólo porque se trata de un derecho humano básico, sino como una contribución fundamental para el bienestar de las familias, las comunidades y las sociedades.

En Estados Unidos, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) tiene previsto lanzar la campaña el 7 de abril en Washington, D.C., y organizar una serie de eventos afines como parte de la "Semana de la Salud en las Américas". Los países miembros de la OPS en América Latina y el Caribe están planificando sus propios eventos, mientras que el lanzamiento mundial tendrá lugar en Nueva Delhi con la presentación del Informe sobre la salud en el mundo 2005, que está dedicado a la salud maternoinfantil.

Nueva serie en The Lancet

En Estados Unidos, una de las actividades previas a la celebración del Día Mundial de la Salud consistió en la presentación de una serie de trabajos de investigación que publicó la revista médica británica The Lancet acerca de la supervivencia del recién nacido. Los estudios, presentados en el National Press Club en Washington, D.C., el 3 de marzo, analizan la situación de la salud del recién nacido en todo el mundo y hacen una llamamiento para que se tomen medidas inmediatas y sostenidas para salvar la vida de los recién nacidos.

Los expertos indicaron que casi 40% de las muertes de niños ocurren en el primer mes de vida. A nivel mundial, 99% de estas muertes ocurren en países pobres. Sin embargo, la gran mayoría del financiamiento y la investigación se dedica a buscar soluciones de alta tecnología para el 1% de las muertes que ocurre en países ricos.

 Mother and Child
En América Latina y el Caribe, 60% de las madres tienen acceso a atención calificada durante el parto, cifra mucho más alta que en otras regiones en desarrollo. La OMS y la OPS recomiendan que todas las embarazadas tengan ese acceso. Foto de Armando Waak/OPS

"Cada año, 8 millones de niños nacen muertos o mueren en su primer mes de vida. Esta cifra nunca es noticia", dijo el redactor jefe de The Lancet, Richard Horton, en un editorial. "El propósito de esta serie de artículos de The Lancet es eliminar, de una vez por todas, la excusa de la falta de conocimientos para justificar la ausencia de medidas públicas y políticas".

"Esa cifra de menos de un dólar per capita por año en gastos complementarios para efectuar intervenciones que salvarían las vidas de 90% de las madres y sus bebés, es un costo asequible", dijo Gary Darmstadt, director del Centro de Salud Neonatal de la Universidad Johns Hopkins. "Cuando observamos el gran número de muertes unido al hecho de que contamos con intervenciones sumamente eficaces en función de los costos, no hay excusa que valga para los niveles actuales de financiamiento".

Carissa Etienne, subdirectora de la OPS, dijo, "Podemos utilizar técnicas sencillas para enseñar a los miembros de familias cuáles son las señales de peligro y cuáles son las intervenciones sencillas que se pueden utilizar en casa. Los trabajadores comunitarios de salud y otras personas pueden recibir adiestramiento de manera que puedan prestar un segundo nivel de atención, con pautas claras para mejorar la salud de los recién nacidos y evitar esas muertes".

Una mujer nacida en América Latina o el Caribe tiene 27 veces más probabilidades de morir como resultado de complicaciones del embarazo, en comparación con una mujer nacida en Estados Unidos. De igual manera, un niño nacido en Haití tiene 17 veces más probabilidades de morir antes de llegar a los 5 años que un niño nacido en el Canadá.

Aun dentro de América Latina y el Caribe hay marcadas diferencias en los indicadores de salud maternoinfantil. Bolivia, por ejemplo, tiene una tasa de mortalidad materna de 230 por 100.000 nacidos vivos, es decir 10 veces más alta que la tasas de Chile, de 23 por 100.000. Dentro de Bolivia, la mortalidad materna va desde 124 muertes por 100.000 nacidos vivos en las zonas de los valles, hasta 352 por 100.000 nacidos vivos en las zonas rurales donde predomina la población indígena. En otros países se encuentran también disparidades similares.

 Afiche del Día Mundial de la Salud

En los niños, el riesgo de morir es más alto para los recién nacidos y entre las causas principales de muerte de recién nacidos en las Américas (como en otras regiones del mundo), se encuentran asfixia (incapacidad del niño para respirar adecuadamente), sepsis (infección), y bajo peso al nacer. La causa principal de muertes maternas en las Américas es la hemorragia posparto, seguida de sepsis y eclampsia (convulsiones que llevan al coma).

La forma más eficaz de prevenir esas muertes es contar con personal médico calificado en el momento del parto. La OPS y la OMS recomiendan que todas las mujeres embarazadas tengan acceso a atención calificada durante el parto. En América Latina y el Caribe, cerca de 60% de las madres tienen acceso a atención calificada al parto, situación que es mucho mejor que en otros países en desarrollo. Sin embargo, esta cifra significa que 4 de cada 10 partos en la región ocurren en el hogar y sin atención calificada.

Otras intervenciones importantes son la atención prenatal básica, la estrategia de Atención Integrada a las Enfermedades Prevalentes en la Infancia (AIEPI), y la educación para las madres acerca de métodos sencillos de salud, higiene y nutrición para madres y familias.

Para la celebración en Estados Unidos colaboran con la OPS el Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS), los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), USAID, UNICEF, Save the Children, la Alianza Nacional para la Salud de los Hispanos, Family Care International, el Fondo de las Naciones Unidas para Asuntos de Población, el Banco Mundial, la Campaña de Estudiantes para la Supervivencia Infantil, la Coalición para la Supervivencia Infantil, y la Coalición Nacional para Madres Sanas, Bebés Sanos.

Para más información, visíte la página web del Día Mundial de la Salud 2005.

Para recomendar este artículo a un amigo...
Entre el e-mail de su amigo:
 
Para enviar un comentario sobre este artículo a la editora:

 

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.