El boletín informativo de la Organización Panamericana de la Salud

ENFOQUE

El vínculo entre tabaco y pobreza

Destruir los mitos sobre el buen vínculo entre tabaco y economía fue el objetivo de la campaña de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el marco del Día Mundial sin Tabaco, que se conmemoró el 31 de mayo. Este año, se destacó una cara hasta ahora oculta del problema: el vínculo entre el tabaco y la pobreza.

 Street protest in Peru
Manifestantes en Lima, Perú, se burlan de los cigarrillos en el Día Mundial Sin Tabaco. Foto ©Rosa Fernandez/OPS Peru

La vía para llamar la atención de legisladores, funcionarios y periodistas fue una original cajetilla de cigarrillos, que contenía en realidad, "verdades sin filtro", información sobre lo que la OPS denomina "el desastre económico que se oculta detrás del tabaquismo".

Como definió Mirta Roses Periago, directora de la OPS, "la realidad es que el tabaco genera enormes costos sociales y económicos". Los mitos económicos alrededor del control del tabaco, promovidos en gran parte por las multinacionales del tabaco, son el mayor obstáculo para reducir el consumo.

A diferencia del discurso de la industria, que asegura que el tabaco es un factor de desarrollo, el Banco Mundial ha comprobado que desangra los recursos de la economía mundial a razón de 200.000 millones de dólares anuales. Los ingresos tributarios del tabaco no compensan estos costos. Además, en los países de ingresos altos, la atención de salud para tratar las enfermedades causadas por el tabaco constituye entre el 6% y el 15% de todos los gastos sanitarios.

En Chile, por ejemplo, sólo el tratamiento para cáncer de pulmón causado por el tabaco representaría el 6% de los gastos en salud. Cada año, Estados Unidos pierde 82.000 millones de dólares en productividad debido a las muertes por tabaco, y 76.000 millones en costos de cuidados en salud.

La información indica también que los pobres tienen mayor probabilidad de fumar que los ricos y las familias pobres gastan un mayor porcentaje de sus ingresos en tabaco. En México, en 1998, el 20% de los hogares más pobres gastó casi 11% de sus ingresos en comprar tabaco, mientras que el 20% más rico gastó sólo el 1,5%.

Como resume el informe Tabaco y pobreza: un círculo vicioso, producido por la Organización Mundial de la Salud (OMS), "el tabaco contribuye a la pobreza a través de la pérdida de ingresos, pérdida de productividad, enfermedad y muerte. Juntos, tabaco y pobreza conforman un círculo vicioso del que a menudo es difícil escapar".

El 21 mayo de 2003, los 192 Estados Miembros de la OMS dieron un paso histórico al adoptar en forma unánime un Convenio Marco para el Control del Tabaco, el primer acuerdo mundial sobre un tema de salud pública y el primer instrumento jurídico diseñado para reducir las muertes y enfermedades relacionadas con el tabaco en todo el mundo.

Todos los países de las Américas menos tres han firmado el convenio y tres países ya lo han ratificado.

Para recomendar este artículo a un amigo...
Entre el e-mail de su amigo:
 
Para enviar un comentario sobre este artículo a la editora: