Hospitales Seguros
Centro de prensa — Comunicados de prensa - RADIOnoticias - Perspectivas de Salud - OPS Ahora - Material de video - Fotografía - Contactos 
 PAHO TODAY            El boletín de la Organización Panamericana de la Salud  -  Septiembre de 2005

ENFOQUE

OPS pide aumentar esfuerzos contra mal de Chagas

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) hizo un llamamiento a sus países miembros para que impulsen sus iniciativas en la lucha contra el mal de Chagas, una enfermedad parasítica insidiosa que afecta a unos 18 millones de personas en las Américas.

 The "assassin bug"

Un grupo de expertos participó en la VI Reunión de la Iniciativa Andina de Control de la Enfermedad de Chagas, convocada por la OPS en mayo; allí se solicitó a los países aumentar los esfuerzos para controlar el vector, el llamado "insecto asesino" (T. cruzi), y mejorar la vigilancia y el tratamiento de la enfermedad.

Los participantes recomendaron a los países que no cuentan con programas de vigilancia y de control que tomen las medidas necesarias para crearlos, y sugirieron que "los países que tienen programas nacionales de control deben fortalecerlos y ofrecerles las mejores condiciones posibles para lograr su sostenibilidad".

Los expertos también abogaron por un aumento en la investigación y la producción de medicamentos para tratar el Chagas y para que se incluyan en la lista de medicamentos esenciales de cada país.

El mal de Chagas es una de las "enfermedades descuidadas" de la región. Afecta en proporciones elevadas a personas pobres; además, el acceso al tratamiento es limitado. La transmisión de cerca del 80% de los casos se debe a la vinchuca, que vive en las grietas y huecos de paredes de barro y paja. Este insecto ataca a las personas mientras duermen y los pica cerca de la boca. El parásito entra en el cuerpo cuando la gente se rasca o se frota los ojos, luego se reproduce en los tejidos internos y causa problemas en el corazón, el esófago, el colon y el sistema nervioso.

El mal de Chagas también puede transmitirse por transfusiones de sangre, transplante de órganos y de madre a hijo durante el parto. Se calcula que en la región hay 40 millones de personas expuestos al riesgo de contraer la enfermedad.

Entre las medidas eficaces de control del Chagas se encuentran la fumigación y las mejoras a la vivienda, el tamizaje de la sangre y las pruebas a las embarazadas.

El programa de Chagas de la OPS, con sede en Uruguay, apoya numerosos esfuerzos internacionales para luchar contra la enfermedad, como iniciativas subregionales en el Cono Sur, América Central, la Amazonía y la región andina.

Entre 1991 y 2000 la iniciativa del Cono Sur logró reducir en 94% la incidencia de Chagas en siete países. La iniciativa fue citada recientemente en el libro Millions Saved, publicado por el Centro para el Desarrollo Mundial en Washington, como una de las intervenciones internacionales de salud pública más exitosas desde el punto de vista de la eficacia en función de los costos.

El programa de la OPS que se ocupa de la enfermedad de Chagas prestó cooperación técnica, facilitó el trabajo entre los países y se asoció con organismos como la Agencia de Cooperación Internacional del Japón, la Agencia Canadiense para el Desarrollo Internacional, Médicos sin Fronteras, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Cruz Roja y la Comunidad Europea.

Para recomendar este artículo a un amigo...
Entre el e-mail de su amigo:
 
Para enviar un comentario sobre este artículo a la editora: