Noticias e Información Pública
Comunicado de Prensa

Tuberculosis acaba de recibir una inyección
financiera vital para su posible eliminación

Destacan notables progresos contra TB en América Latina y Caribe, una región encaminada a cumplir los objetivos estratégicos contra la enfermedad

La lucha contra la tuberculosis en el mundo acaba de recibir en Davos, Suiza, un fuerte y nuevo espaldarazo del fundador de la corporación Microsoft, Bill Gates, con el anuncio de una entrega de fondos y recursos financieros sin precedentes para que el mundo se pueda declarar en pocas décadas libre de TB, una enfermedad completamente curable. Para muchos expertos, esta característica de "curable" pesa mucho sobre las conciencias de los líderes de la salud pública, incluidos los que trabajan en pro de la salud de millones de personas en las Américas.


De izquierda a derecha, Olusegun Obasanjo, presidente de Nigeria, Bill Gates Jr, co-presidente de la Fundación Bill & Melinda Gates, Marcos Espinal, secretario-ejecutivo de la "Stop TB Partnership" y Gordon Brown, miembro del gobierno británico, durante el lanzamiento, en Davos, de la nueva estrategia financiera contra la TB. (Foto Stop TB Partnership)

Washington, D.C., 31 de enero de 2006 (OPS)—La Stop Tuberculosis Partnership, una coalición compuesta por la Organización Panamericana de la Salud (OPS/OMS) y por más de 400 organizaciones, acaba de comunicar un ambicioso plan mundial de lucha contra la tuberculosis coincidiendo con un anuncio paralelo, hecho en Davos, Suiza, por el fundador de Microsoft, Bill Gates, en el sentido de que el empresario norteamericano se dispone a triplicar las fuertes sumas de dinero que ya aporta a la lucha contra la TB.

Hasta la fecha, la Fundación Bill y Melinda Gates ha comprometido más de 300 millones de dólares contra la TB. Ahora, anunció Mr. Gates en Davos durante las sesiones anuales del Foro Económico Mundial de la semana pasada, el hombre más rico del mundo expresa su determinación de contribuir con 600 millones de dólares más para esta causa, de ahora en adelante y hasta el 2015.

Grandes metas

Con el anuncio de este importante compromiso de recursos financieros, parejo al lanzamiento del plan TB 2006-2015, se inicia un esfuerzo histórico mundial y una carrera contra-reloj en salud pública que pretende varios objetivos primordiales. El más ambicioso de ellos, sin duda, es llegar a declarar al mundo libre de TB para el año 2050, tal y como anhelan los compromisos adquiridos y consensuados por la comunidad internacional con los Objetivos de Desarrollo del Milenio. Pero para que esta erradicación se llegue a dar, otros pasos esenciales son imperativos y necesarios. Entre ellos, el Plan destaca la provisión de tratamiento a 50 millones de personas en los próximos 10 años. Se pretenden alcanzar, en suma, cuatro componentes básicos:

  • Tratamientos: Mejorar el acceso a tratamiento para prevenir 14 millones de muertes.
  • Nuevos medicamentos: Desarrollo y distribución del primer régimen nuevo de tratamiento en 40 años.
  • Vacuna: Desarrollo de una vacuna segura y barata que mejore los fármacos disponibles en la actualidad, y en uso desde principios del siglo 20.
  • Diagnósticos: Creación y puesta en vigor de pruebas diagnósticas para la TB eficaces, baratas y efectivas, las primeras en más de 100 años.


(Foto de Armando Waak/OPS)

Para los oficiales responsables de la lucha contra la TB que lideran este esfuerzo en la región de las Américas a través de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y sus países miembros, las noticias del lanzamiento de este plan y del compromiso financiero anunciado por Bill Gates ponen de manifiesto que nunca antes tuvo el mundo una oportunidad semejante para lograr parar y revertir los índices de la enfermedad.

"La seguridad en la remisión de la enfermedad en la Región de las Américas dependerá mucho del compromiso político de los países miembros de la OPS y de la concesión de recursos tanto de los gobiernos como de los socios en esta lucha", dijo la Dra. Mirtha Del Granado, asesora regional del Programa contra la Tuberculosis de la OPS.

América Latina y el Caribe

En el Plan Global para Parar la TB 2006-2015 de la Stop Tuberculosis Partnership se incluye un extenso apartado dedicado al perfil de la lucha, el impacto y los costos contra la TB en las Américas.

Este capítulo da inicio con la afirmación rotunda de que "un gran progreso para el control de la TB se ha realizado en la Región". Se califican, por ejemplo, de "excelentes programas" contra la TB los que han desarrollado en aplicación de la estrategia de tratamiento DOTS países como Chile, Cuba y Uruguay, y el hecho de que desde 2003, esta estrategia -recomendada por las máximas autoridades mundiales- ha sido implementada en 33 países de la región, con una cobertura total que se estima en un 78%.

"La seguridad en la remisión de la enfermedad en la Región de las Américas dependerá mucho del compromiso político de los países miembros de la OPS y de la concesión de recursos tanto de los gobiernos como de los socios en esta lucha", dijo la Dr. Mirtha Del Granado, asesora regional del Programa contra la Tuberculosis de la OPS.

El DOTS consta de cinco componentes básicos para un control efectivo de la enfermedad. Estos cinco mecanismos son un decidido compromiso político, con un incremento sostenido del nivel de financiamiento para el control de la TB; detección de casos por baciloscopia de calidad asegurada; tratamiento estandarizado con supervisión y apoyo al paciente; un sistema efectivo de dirección y suministro de medicamentos; y un sistema de monitorización y evaluación, con medición de impacto.

No obstante, la estrategia contra la tuberculosis formulada por la OMS subraya también otras áreas que junto con la aplicación de DOTS contribuirán al control y remisión exitosa de la enfermedad. Entre estas destacan la importancia de la relación VIH/TB, el fortalecimiento de los sistemas de salud, la participación de todos los proveedores de salud, acciones de fortalecimiento de las personas con TB y sus comunidades, y promoción de la investigación.

Desafíos pendientes


(Foto de Armando Waak/OPS)

"Aunque la región está encaminada a cumplir las metas ligadas a los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el 2015" en lo que a TB respecta, el plan subraya que en algunos países existe el riesgo de inestabilidad social y política lo que, unido a la expansión del VIH/sida, suponen un desafío a la continuidad exitosa de las políticas y coordenadas que se están implementando tan satisfactoriamente en la actualidad.

"La inestabilidad política trae empobrecimiento, ausencia de sostenibilidad de los programas, y alejamiento de la cooperación externa", afirmó la Dra. Del Granado. "Estos son factores que retardarían o impedirían el alcance de las metas del Milenio".

La asesora regional de la OPS puso un especial énfasis en los fondos que el nuevo plan propone para actividades de colaboración entre TB y VIH porque "necesitamos prevenir y curar la TB en personas viviendo con VIH, y prevenir y tratar el VIH en pacientes con TB debido a que la asociación de las dos enfermedades determina un agravamiento de ambas y un incremento de la mortalidad", dijo Del Granado.

En esencia, indica el Plan, dada una exitosa implementación de las actividades que se planean, se espera que la tasa de detección de casos del 2010 al 2015 incremente del 86% al 91%. El éxito del tratamiento se espera que alcance un 87% para el 2010, y que se mantenga a ese nivel hasta el 2015. Siempre y cuando esto ocurra, se señala en el plan, la región llegará a cumplir los objetivos y metas de aquí a 10 años.

Como hemisferio, en las Américas se está implementando el Plan Estratégico Regional de Control de la TB en consonancia con el plan global de la OMS.

Aspectos de financiación

"Aunque la región está encaminada a cumplir las metas ligadas a los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el 2015" en lo que a TB respecta, el plan subraya que en algunos países existe el riesgo de inestabilidad social y política lo que, unido a la expansión del VIH/sida, suponen un desafío a la continuidad exitosa de las políticas y coordenadas que se están implementando tan satisfactoriamente en la actualidad.

Para América Latina y el Caribe, el nuevo Plan 2006-2015 contempla unas necesidades de financiación que se resumen de la siguiente forma:

  • Expansión y calidad de DOTS – 1.383 millones de dólares (83%)
  • Tratamiento de TB MDR – 121 millones (7%)
  • Actividades de colaboración TB/VIH – 166 millones (10%)

TOTAL – 1.670 millones de dólares

Se estima que el efecto combinado de estos elementos estratégicos del plan global tanto en cuanto se refieren a los países de América Latina y el Caribe ayudará a la prevención de cerca de medio millón de muertes por tuberculosis.

Para un análisis detallado del nuevo Plan Global contra la Tuberculosis, visitar la dirección: www.stoptb.org/globalplan.

Otros enlaces básicos de interés:

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.

Para mayor información, b-roll y fotografías por favor comunicarse con , Area de Información Pública, tel. 202-974-3699, fax 202-974-3143.