Hospitales Seguros
Centro de prensa — Comunicados de prensa - RADIOnoticias - Perspectivas de Salud - OPS Ahora - Material de video - Fotografía - Contactos 
 Noticias e Información Pública
Comunicado de Prensa

Grupo de trabajo de la OPS/OMS aboga por "las Américas libres de grasas trans"

Expertos en nutrición instan a los gobiernos y a la industria a tomar medidas para eliminar progresivamente las grasas trans de los alimentos.

Washington, D.C., 7 de junio de 2007 (OPS)—Expertos en nutrición y salud pública convocados por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), hicieron un llamado a favor de la eliminación de las grasas trans de los alimentos producidos por la industria en todos los países de las Américas.

Los efectos negativos de las grasas trans producen altas tasas de enfermedades cardiovasculares, que derivan en infartos y derrames cerebrales, muchas veces mortales, y son completamente evitables con una buena educación e información, señaló el Dr. Ricardo Uauy, presidente de la Unión Internacional de Ciencias Nutricionales y profesor de Nutrición en Salud Pública en La Escuela Londinense de Higiene y Medicina Tropical.

Como presidente del grupo de trabajo OPS "Las Américas libres de grasas trans”, Uauy hizo un fuerte llamado a la opinión pública a parar el consumo de suministros alimenticios que contengan grasas trans. "Hace cien años no había grasas trans en la alimentación", añadió.

El llamado a la acción se hizo luego de la divulgación de un informe del grupo de trabajo especial de la OPS ayer en Santiago, Chile. Expertos citaron "pruebas concluyentes” de que el consumo de ácidos grasos insaturados o grasas trans, aumenta el riesgo de cardiopatía coronaria y posiblemente también de muerte súbita de origen cardíaco y de diabetes mellitus. Una reducción del consumo de grasas trans de apenas 2 a 4% del total de calorías evitaría cerca de 30.000 a 225.000 ataques cardíacos en América Latina y el Caribe, dice el informe.

El Dr. Juan Manuel Sotelo, representante de la OPS/OMS en Chile, destacó los esfuerzos que la OPS está haciendo para impulsar en las Américas a no consumir grasas trans, por sus efectos negativos a la salud, incluyendo la campaña "A comer sano, a vivir bien y a moverse América" para asistir a los países de la Región a que promuevan mejores hábitos de alimentación y se incremente el índice de la actividad física entre sus poblaciones. La campaña tiene el apoyo de la estrella de televisión internacional, Don Francisco. Las iniciativas se enmarcan también dentro de la Estrategia Regional para la Prevención y el Control de las Enfermedades Crónicas de la OPS así como en la Estrategia de Nutrición en Salud y Desarrollo, dijo Sotelo. Lidia Amarales, Subsecretaria de Salud Pública de Chile, dijo que Chile ha avanzado voluntariamente en la disminución del uso de las grasas trans, "pero aún nos falta y esta declaración de la OMS/OPS nos plantea un reto mayor.”

"Chile ha dado un tremendo paso con el rotulado obligatorio de grasas trans en los alimentos y con permitir a las industrias destacar las que han disminuido significativamente su uso, de tal manera que hoy, hay un conjunto de alimentos libres de grasas trans, ejemplo de ellas son las margarinas, alimentos para niños, el pan envasado y otros que se pueden destacar", dijo Amarales.

El avance ha sido producto del trabajo de muchos sectores, dijo Amarales Osorio. Entre ellos destacan el Ministerio de Salud induciendo políticas saludables, el mundo productor de alimentos y materias primas asumiendo estos desafíos y desarrollando alimentos con menos y mejores grasa y con menos grasas saturadas y grasas trans. La industria de restaurantes ha avanzado en la misma línea y el mundo académico también, entregándonos toda la evidencia científica, agrego la subsecretaria.

Las grasas trans se encuentran principalmente en los alimentos que contienen aceites parcialmente hidrogenados, cuya textura y tiempo de conservación prolongado hacen que sean atractivos para la industria procesadora de alimentos, pero que tienen efectos perjudiciales para la salud humana.

Varios países ya han empezado a tomar medidas para reducir o eliminar las grasas trans producidas en la industria. El año pasado, Dinamarca aprobó leyes que limitan las grasas trans a 2% del total de grasa en todos los alimentos vendidos en el país. Tanto en Canadá como en los Estados Unidos, es obligatorio que en las etiquetas de los alimentos procesados se indique si contienen grasas trans; además, se recomienda que se reduzca al mínimo el consumo de grasas trans. Entretanto, en Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Paraguay y Uruguay se están considerando propuestas para reducir el consumo de grasas trans por toda la población.

Varias empresas privadas también han tomado medidas para reducir el uso de grasas trans. McDonald’s ya eliminó las grasas trans en sus restaurantes de Argentina, Dinamarca, Francia y Rusia. Unilever y Kraft Foods anunciaron su intención de eliminar las grasas trans de todos sus productos. Productores de aceite de Costa Rica y Uruguay están comercializando aceites sin grasas trans para reducir su consumo.

Para acelerar el proceso de eliminar las grasas trans de los alimentos en las Américas, el grupo de trabajo de la OPS formuló las siguientes recomendaciones:

  • Las grasas trans deben eliminarse del suministro de alimentos en las Américas y deben promoverse las grasas insaturadas como alternativa.
  • Esto exigirá medidas reglamentarias establecidas por los gobiernos, además de las medidas que la industria adopte voluntariamente.
  • Las grasas trans deben limitarse legalmente a menos de 2% de la grasa total presente en los aceites vegetales y las margarinas blandas, y a menos de 5% en los otros alimentos.
  • Otras medidas que los gobiernos podrían considerar son la mención obligatoria en las etiquetas del contenido de grasas trans en los alimentos, el establecimiento de normas para reglamentar las afirmaciones sobre propiedades saludables de los alimentos, y la declaración obligatoria de los tipos de grasas en los alimentos servidos en restaurantes, programas de ayuda alimentaria y de alimentación escolar; y otros proveedores de servicios de alimentación.
  • Los líderes de salud pública deben trabajar con la industria para acelerar la eliminación gradual de las grasas trans y para promover el uso de aceites y grasas más saludables en la producción de alimentos.
  • Los gobiernos deben dar apoyo especial a las industrias y servicios de alimentos pequeños para que eliminen las grasas trans y adopten opciones más saludables.
  • La OPS/OMS debe encabezar los esfuerzos continentales para el logro de las Américas libres de grasas trans asignándole a la iniciativa una prioridad alta en la agenda regional y ayudando a los países miembros a formular políticas, reglamentos y leyes necesarios para poner en práctica la iniciativa y medir su avance.

Cliquee aquí para leer el informe completo del Grupo de Trabajo de la OPS/OMS las Américas libres de grasas trans.

Información adicional: Publicaciones de la OPS

La OPS fue establecida en 1902 y es la organización de salud pública más antigua del mundo. Es la Oficina Regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud y trabaja con los países para mejorar la salud y elevar la calidad de vida de sus habitantes.

Para mayor información, b-roll y fotografías por favor comunicarse con , Area de Información Pública, tel. 202-974-3459, fax 202-974-3143.

Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.