El diagnóstico laboratorial de la fiebre amarilla se realiza mediante pruebas serológicas para la pesquisa de anticuerpos tipo IgM y por el aislamiento del virus en sangre. En los casos fatales, la presencia de antígeno viral en tejidos, principalmente hepático, se identifica a través de la técnica de imunohistoquímica. Las alteraciones morfológicas que ocurren en tejido hepático se observan mediante un examen histopatológico.

La serología es el procedimiento más utilizado para el diagnóstico de laboratorio de la fiebre amarilla. La detección de IgM por el método MAC-ELISA es hoy la técnica recomendada por presentar alta sensibilidad y especificidad y principalmente, por su simplicidad. Con una sola muestra, obtenida después del séptimo día de la enfermedad, es posible establecer el diagnóstico.

   
  Procedimientos para la recolección y el transporte de material para los examenes de laboratorio
  Serología
 

• Para realizar la prueba de MAC-ELISA para detección de IgM específica se debe enviar una muestra de suero obtenido a partir del séptimo día del inicio de los síntomas;

• después del proceso de separación de la sangre, la muestra de suero se debe acondicionar en un frasco muy bien cerrado para evitar que se derrame la muestra; de preferencia se debe congelar o al menos mantenerla refrigerada y enviarla al laboratorio;

• el frasco se debe identificar con el nombre del enfermo y la fecha de extracción de la sangre; y

• el material se debe enviar al laboratorio de referencia siempre con la ficha epidemiológica llenada de forma adecuada.

   
  Aislamiento viral
 

• La toma de sangre se debe realizar durante los primeros cinco días del inicio de la fiebre;

• el material se debe acondicionar preferentemente en un frasco estéril con tapón de rosca bien cerrado para evitar el derrame del contenido;

• el frasco se debe identificar con el nombre del enfermo y la fecha de la extracción de la sangre;

• el material recolectado se debe congelar inmediatamente y enviar congelado al laboratorio de referencia;

• el material se debe enviar al laboratorio siempre con la ficha epidemiológica correctamente llenada; y

• la muestra también es apropiada para la detección de antígeno.

   
  Diagnóstico hispatológico
 

• En caso de muerte de una persona sospechosa de tener fiebre amarilla se debe realizar la viscerotomía hepática. La muestra de hígado obtenida debe tener por lo menos 1 cm³;

• de preferencia la muestra de hígado se debe obtener dentro de las primeras 8 horas después de la muerte. Cuanto mas tardía es la obtención de la muestra, mayor es la posibilidad de que se produzca autolisis en el material, lo que dificulta la interpretación por el patólogo;

• esta muestra se debe mantener en solución de formalina a 10% en un volumen de líquido 10 veces superior al del tamaño de la muestra de hígado; y

• esta muestra se debe mantener a temperatura ambiente. Nunca deberá congelarse.

   
 
 
Mencione los principales tipos de vigilancia epidemiológica recomendados para la prevención y el control de la fiebre amarilla.
 
   
 
 
¿Cuál es el método de laboratorio más utilizado actualmente para el diagnóstico de la fiebre amarilla?
1. Aislamiento del virus
2. Histopatología del hígado
3. Detección de IgM por MAC ELISA
4. PCR
 
   
 
regresar | continuar