A continuación se presentan las definiciones de caso para la vigilancia del SRC. Al igual que para la vigilancia integrada del sarampión/rubéola, la confirmación mediante pruebas de laboratorio es un componente esencial de la vigilancia del SRC. Recordemos que hay una diferencia entre la vigilancia y el diagnóstico. En el contexto de la eliminación, es importante contar con una definición sensible para notificar un caso sospechoso de SRC e iniciar la investigación correspondiente. Para el diagnóstico podría requerirse una definición más específica.

   
  Definiciones de caso
 

Caso sospechoso de SRC: se considera como caso sospechoso de SRC a todo niño menor de 1 año de edad de quien el trabajador de salud sospeche SRC. Un trabajador de salud, en cualquier nivel del sistema de salud, debe sospechar SRC en un lactante cuando:
=> detecte uno o más de los siguientes indicios al nacer: cataratas congénitas, hepatos-plenomegalia, conducto arterioso persistente, púrpura o deficiencias auditivas; y
=>
la madre haya tenido sospecha de infección por rubéola durante el embarazo o confirmada mediante pruebas de laboratorio y cuando después de un examen físico completo, por cualquier motivo, clínicamente se presuma de SRC en el lactante.

Caso de SRC confirmado mediante pruebas de laboratorio: un caso de SRC confirmado mediante pruebas de laboratorio es un caso sospechoso de SRC en el cual el laboratorio halló infección por el virus de la rubéola (es decir, positivo al anticuerpo de IgM contra la rubéola).

Caso de SRC confirmado clínicamente: un caso de SRC confirmado clínicamente es un caso sospechoso de SRC sin confirmación de la infección por rubéola mediante pruebas de laboratorio (por lo general, a falta de una muestra apropiada). Puesto que no se pudo ni confirmar ni descartar la infección por rubéola, estos casos se consideran fallas del sistema de vigilancia del SRC.

Infección por rubéola congénita únicamente, sin SRC: esta clasificación se usa cuando un lactante nace de una mujer infectada durante el embarazo. Estos lactantes son positivos al anticuerpo de IgM contra la rubéola; sin embargo, no hay hallazgos clínicos compatibles con el SRC. Estos casos deberán ser descartados por no corresponder al SRC, y clasificados como infección por rubéola congénita (IRC). Es probable que los lactantes con SRC e IRC eliminen el virus de la rubéola, y sean muy infecciosos. Por consiguiente, se deben instituir medidas de control de la infección apropiadas para todos los casos sospechosos de SRC e IRC.

Casos descartados de SRC: se puede descartar un caso sospechoso de SRC si hay una muestra adecuada de suero del lactante, que es negativa a los anticuerpos de IgM contra la rubéola.

   
 
regresar | continuar