Skip to content


Tercera Evaluación de la Estrategia de Salud para Todos en el año 2000 - Perfil de País

Argentina

1. Tendencias en el desarrollo de políticas

Alcanzar la plena vigencia del derecho a la salud para toda la población; dar respuesta rápida a las necesidades sanitarias más urgentes de la comunidad y humanizar y mejorar el sistema de salud del país sobre la base de criterios de equidad, solidaridad, eficacia, eficiencia y calidad, son objetivos prioritarios del Gobierno Nacional que el Ministerio de Salud y Acción Social viene desarrollando en forma permanente en los últimos años. En 1992 se dictó el decreto 1269/92, que establece por primera vez en la Argentina, en forma clara y explícita, las políticas sustantivas e instrumentales de salud, que plantean como líneas fundamentales el derecho a la salud para la población, con la meta de salud para todos, basado en criterios de equidad, solidaridad, eficacia, eficiencia y calidad; el mejoramiento de la accesibilidad, eficiencia y calidad de la atención médica; el fortalecimiento de las acciones de promoción y protección de la salud bajo criterios de focalización poblacional; y la redefinición y reorientación del papel del sector salud del Estado en función de los procesos de federalización y descentralización. El proceso de transformación del sector salud que se está llevando a cabo se ha consolidado a través de la federalización y descentralización de las acciones, de la articulación y complementación intra y extrasectorial y en especial de una creciente participación de la comunidad en distintas actividades. Con el fin de alcanzar las metas propuestas en el corto y mediano plazo, se puso especial énfasis en actuar en forma integrada y coordinada con los estados provinciales, con los municipios, con distintas áreas gubernamentales y con organizaciones de la comunidad, destacando la participación de las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) en los programas de promoción y prevención de la salud que desarrolla el Ministerio. El Consejo Federal de Salud (COFESA), integrado por los Ministros de Salud de todas las jurisdicciones del país, ha reafirmado su carácter de ámbito natural de análisis, debate y consenso, de políticas, planes y programas de salud. Durante 1996, el COFESA ha consensuado los principales ejes de acción destinados a elevar el nivel de salud y la calidad de vida de los argentinos, con el fin de asegurar la accesibilidad a los servicios, mejorar la eficiencia y calidad de la atención médica, disminuir los riesgos evitables de enfermar y morir e intensificar las acciones de promoción y protección de la salud y de prevención de las enfermedades. Esta articulación y complementación de los distintos ejes prioritarios de acción del Ministerio muestran la voluntad política y la estrategia operativa de orientar el trabajo integrado en busca de los grandes objetivos del sector salud.

2. Tendencias en el desarrollo socioeconómico

2.1 Tendencias económicas. En 1994, el PBI total fue 281.645 millones de pesos; el PBI per capita fue 8.240 pesos. La variación porcentual anual del PBI fue +9,3% respecto de 1993. En 1994, el gasto sanitario público -incluyendo las Obras Sociales- fue 11,350 millones de pesos (388 pesos per cápita) que, como porcentaje del PBI representa 4,03% y como porcentaje del gasto público total 16,5%. En 1993, el gasto destinado a salud fue 18,374 millones de pesos (548,8 pesos per cápita), equivalente a 7,2% del PBI; el gasto del subsector público fue 3.998 millones de pesos (119,7 pesos per cápita) que representa 21,8% del gasto destinado a salud y constituye el 1,57% del PBI.

2.2 Tendencias demográficas. Para el quinquenio 1990-95, la tasa de crecimiento demográfico fue 12,16%; la tasa global de fecundidad fue 2.62 hijos por mujer. En 1995, la tasa bruta de natalidad fue de 18,9 por mil y la tasa bruta de mortalidad 7,7 por mil.

2.2 Tendencias sociales. La tasa de alfabetización en mayores de 15 años fue 960,7 por mil varones y 957,9 por mil mujeres. El porcentaje de pobres totales fue 19,9% en 1991.

3. Salud y medio ambiente

3.1 Protección general del medio ambiente. El Ministerio de Salud y Acción Social ha desarrollado actividades de promoción y protección en cuanto a la calidad del aire, salud del trabajador, epidemiología ambiental, plaguicidas, residuos, saneamiento básico, con énfasis en el abatimiento del arsénico para el abastecimiento de agua a poblaciones dispersas, en áreas de hidroarsenisismo crónico endémico. También ha puesto énfasis en la evaluación de riesgos ambientales para la salud, entre lo cual se destaca la creación de la Red Argentina de Manejo Ambiental de Residuos (REMAR), con participación del Ministerio de Salud, la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano, de la Unión Industrial Argentina, de la Confederación General de la Industria, de la Coordinación Ecológica del Area Metropolitana S.E y de la OPS. Existen además cerca de 700 Organizaciones no Gubernamentales y 700 Organizaciones Comunitarias que trabajan por la protección de los ecosistemas y / o realizan gestiones de servicios para las poblaciones respectivas. El rol del Estado tuvo un cambio significativo en el período más reciente, con la introducción de los entes reguladores de las concesiones, además de los avances en términos de planificación sectorial. A nivel nacional, en el ámbito del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, se sitúa la Secretaría de Obras Públicas y Comunicaciones y la Subsecretaría de Gestión de Recursos Hídricos que coordinan las acciones nacionales en cuanto a la prestación de los servicios de agua potable y desagües de alcantarillado cloacal. De esta Subsecretaría depende el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (E.N.O.H.S.).

3.2 Abastecimiento de agua y saneamiento. A fines de 1996, la Subsecretaría de Gestión de los Recursos Hídricos, del Ministerio de Economía y Obras y Servicios Públicos, presentó un panorama actualizado de la situación de las coberturas de agua potable y desagües cloacales en las poblaciones urbanas superiores a 10.000 habitantes (84% de la población total). La cobertura de agua potable y de desagües cloacales pasó, respectivamente, de 1991 a 1995, del 71% al 81% en agua y del 37,3% al 50% en cloacas. Con estos datos, y teniendo en cuenta la población total del país, hay aproximadamente 6,6 millones de personas que no acceden a las redes públicas de agua y cerca de 17 millones de habitantes que no tienen cloacas. Estos números son un poco menores, si se considera la población dispersa (cerca de 3 millones) que no sería posible atender con redes públicas de servicios. En cuanto al tratamiento de los desechos cloacales, se estimó que sólo el 10% de los desechos recogidos era tratado.

 

 

4. Recursos para la salud

4.1 Recursos humanos para la salud. En el período, se continuó brindando un firme y decidido apoyo técnico-financiero al proceso de desarrollo de los recursos humanos para la salud, con el fin de adecuarlo a las políticas de salud vigentes y a las necesidades sanitarias de las distintas regiones de país. Se otorgaron 4.018 contratos destinados a la formación de posgrado, con énfasis en la capacitación de médicos generalistas, de familia y de atención primaria de la salud. En el área de enfermería se han asignado 1.000 becas y se han realizado cursos de capacitación de directores y administradores de hospitales de autogestión en 9 provincias con la participación de más de 2.000 agentes. Por cada 10.000 habitantes exiten 26,6 médicos, 1,2 parteras, 3,2 Farmacéuticos, 6,6 Dentistas y 5,4 Enfermeros. En el marco de las políticas de salud se ha puesto especial énfasis en promover, implementar y desarrollar la estrategia de la atención primaria de la salud, jerarquizando la figura del médico generalista.

4.2 Infraestructura física. El proceso de modernización de la infraestructura de salud y de la gestión técnico administrativa de los hospitales públicos se ha fortalecido con la continuidad y extensión del Programa de Reforma del Sector Salud (PRESSAL), con el financiamiento del Banco Mundial, en ejecución de 6 hospitales de la provincia de Mendoza, Buenos Aires y del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, que se ampliará en forma progresiva hasta alcanzar 15 establecimientos en esta etapa. Asimismo el Programa de Rehabilitación de la Infraestructura de Salud, con financiamiento del BID ha terminado, durante 1996, las obras físicas y el equipamiento fijo de cuatro nuevos hospitales que aportarán 812 nuevas camas de internación y nuevos servicios con moderna tecnología médica. Igualmente, con el mejoramiento de la infraestructura física y del equipamiento informático se fortaleció al accionar del Instituto Nacional Central Único de Coordinación de Ablación e Implante (INCUCAI), lo que ha permitido durante 1996, significativos avances en el proceso técnico administrativo institucional, en la promoción de la donación de órganos y en un incremento en el número de ablaciones e implantes. Como resultado de su accionar se logró una mayor transparencia en el proceso de gestión, se aumentó el número de donantes, se perfeccionó el sistema de ablación y procuración de órganos, llegando a un número de 905 intervenciones en el año, con mejores resultados clínico quirúrgicos.

4.3 Medicamentos esenciales y otros suministros. Otro de los aspectos a los que se brindó especial atención es la regulación y el control de medicamentos, alimentos y tecnología, consideradas de fundamental importancia para asegurar la salud de la población. En tal sentido, cabe destacar la realizado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), por el Sistema Nacional de Alimentos y por el accionar integrado de los organismos competentes en las distintas jurisdicciones.

5. Desarrollo del Sistema de salud

5.1 Políticas y estrategias de salud. El modelo de Hospital Público de Autogestión es un importante estímulo para mejorar la eficiencia del sistema de Obras Sociales, que por otra parte está obligada a cumplir con las normas del Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica. El Ministerio de Salud también ha elaborado un anteproyecto de ley de regulación del Sistema de Medicina Prepaga, acorde con los lineamientos generales del proceso de transformación del sector salud.

5.2 Organización del sistema de salud. Se avanzó en el proceso de transformación del modelo de atención médica, mediante el desarrollo de un conjunto de programas integrados, en busca del fortalecimiento del sistema de salud en general y del Hospital Público y de las Obras Sociales en particular. Con tal fin se continuó con la incorporación de establecimientos asistenciales de distintas jurisdicciones al Registro Nacional de Hospital Público de Autogestión, alcanzando a la fecha un total de 902 hospitales con 64.384 camas que representan el 76.6% del total de camas del subsector público del país. El Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica, otro de los componentes prioritarios del proceso de transformación, ha continuado produciendo nuevas normas de categorización y habilitación de establecimientos de salud, de organizaciones y funcionamiento de servicios, de protocolos de diagnóstico y tratamiento, avanzado en la promoción de certificación y recertificación de las distintas especialidades de los integrantes del equipo de salud. Dentro de las reformas estructurales que está impulsando el Gobierno Nacional a través del Ministerio de Salud y Acción Social, se destaca la reforma de las Obras Sociales y del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados. Con tal fin el Ministerio elaboró y puso en vigencia el Programa Médico Obligatorio (PMO), que asegura una cobertura integral a los beneficiarios del Sistema. También intensificó en 1996 las acciones de control de las Obras Sociales y puso en marcha el Programa de Reconversión de las mismas. Asimismo estableció el calendario de cambio de Obras Sociales, iniciando un proceso de libre elección por parte de los beneficiarios, por primera vez en la historia del país. El Gobierno Nacional ha comprometido la normalización del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados a la mayor brevedad. El Programa de Reconversión de Obras Sociales tiene como objetivo apoyar a las mismas en el proceso de reconversión, asegurando la optimización de la capacidad prestacional, el adecuado cumplimiento del Programa Médico Obligatorio y la sostenibilidad económico-financiera de las mismas. El Programa ha logrado concretar muy importantes avances, pues participan más de 70 Obras Sociales que nuclean una población superior a los 7 millones de beneficiarios, lo que constituye aproximadamente el 80% del total de la población atendida por este subsector de la salud. Un importante número de dichas Obras Sociales está accediendo a los recursos del préstamo que administra el Programa habiendo realizado para ello su propuesta de reconversión, en concordancia con el nuevo marco regulatorio definido por el Gobierno Nacional.

5.3 Preparativos para situaciones de emergencia. El Ministerio de Salud y Acción Social, a través del área de Emergencias Sanitarias, continuó brindando permanente apoyo a distintas jurisdicciones en materia de traslados y evacuación de pacientes, de asesoramiento y de colaboración en casos de emergencias o catástrofes.

6. Servicios de Salud

6.1 Educación sanitaria y promoción de la salud. La promoción y protección de la salud y la prevención de las enfermedades, componentes fundamentales para lograr un mejor nivel de salud para toda la población, constituyeron otras de las prioridades dentro del accionar del Ministerio, que continuó con el desarrollo de programas específicos y de nuevos proyectos en curso, incorporando además nuevas estrategias de acción. El Programa Nacional de Salud Bucal continuó con la provisión de sales de flúor, insumos y materiales para la prevención, así como con el desarrollo de acciones de promoción regulares, intensificadas durante la Semana Nacional de la Salud Bucal. Durante 1996, se intensificó el programa de prevención del SIDA mediante el desarrollo y promoción de acciones de información, educación y comunicación. Se incrementó la formación de líderes multiplicadores firmando convenios con distintas entidades representativas de la comunidad, que cubren un amplio espectro de la sociedad. Además se firmaron importantes convenios de cooperación técnicas con la Secretaría de Salud del Gobierno de Francia y con la UNESCO en materia de lucha contra el SIDA. Asimismo se continuó brindando apoyo a las provincias y municipios por medio de asistencia técnica, provisión de medicamentos para enfermos carenciados, y de reactivos para el diagnóstico en bancos de sangre oficiales. También se dio comienzo a una amplia campaña para la prevención del HIV/SIDA a través de los medios de comunicación masiva con contenidos de educación sanitaria.

6.2 Salud materno-infantil y planificación familiar. La complementación del Programa Nacional de Maternidad e Infancia con las acciones que desarrolla el Programa Materno Infantil y Nutricional (PROMIN), que cuenta con el financiamiento del Banco Mundial ha posibilitado contribuir en forma positiva al accionar que desarrollan las jurisdicciones en el cuidado de la salud de las madres y los niños. El Programa Nacional de Maternidad e Infancia continuó desarrollando su accionar, con una planificación universal, mediante la entrega de leche, equipamiento y capacitación del personal sanitario en todas las jurisdicciones del país. El Programa Materno Infantil y Nutricional (PROMIN), también continuó desarrollando su accionar, con una planificación, focalizada que centraliza el esfuerzo en disminuir la morbi-mortalidad materna e infantil. Con ese objetivo priorizó la atención de población con necesidades básicas insatisfechas, fortaleció el primer nivel de atención, y capacitó distintos equipos de salud locales.

6.3 Inmunización. Durante 1996, intensificó el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), alcanzando una de las más altas tasas de cobertura registradas en el país. Todas las madres y niños han contado en forma regular y suficiente con las vacunas de dicho Programa, que fuera reforzado durante la realización de la Quincena Nacional de Vacunación. Entre las aspectos más destacados en este área cabe señalar, la certificación de la erradicación de la poliomielitis, las campanas de erradicación del sarampión y de eliminación del tétano neonatal, la vacunación contra la hepatitis B para el personal sanitario y la vacunación antigripal a personas de la tercera edad instrumentada a través del PAMI. En el marco de la Segunda Reforma del Estado se creó la Administración Nacional de Laboratorios e Institutos de Salud, "Dr. Carlos Malbrán" (ANLIS), como organismo descentralizado, incorporando a dicha Administración a todos los Institutos Nacionales de Docencia, Investigación y Producción de Biológicos dependientes del Ministerio.

 

 

7. Tendencias de la situación de salud

7.1 Esperanza de vida. La esperanza de vida en el período 1990-1992, para los hombres fue de 68,44 años y para las mujeres de 75,59 años.

7.2 Mortalidad. Para el año 1995, la tasa de mortalidad infantil fue 22,2 por mil nacidos vivos (nv) y la tasa de mortalidad materna fue 4,4 por diez mil nv. La mortalidad de niños menores de 5 años por IRA fue 937 casos en 1995. No hubo mortalidad por sarampión y por malaria hubo sólo 4 casos. También para 1995, la mortalidad por tuberculosis pulmonar fue 2,8 por 100.000; por enfermedades cardiovasculares (todos los tipos) 227,7 por 100.000; por cáncer maligno (todos los tipos) 141,6 por 100.000 y por accidentes de tránsito fue 11,1 por 100.000 habitantes.

7.3 Discapacidad. Dentro del proyecto de reforma y en busca de mayor eficiencia, se creó el Servicio Nacional de Atención y Promoción de las Personas con Discapacidad, como organismo descentralizado, integrando en su accionar al ex Instituto Nacional de Rehabilitación, al Instituto Psicofísico del Sur y la Dirección Nacional de Promoción de las Personas con Discapacidad, que da respuesta integral a uno de los problemas más complejos de la salud pública moderna. También se ha fortalecido institucionalmente al Centro Nacional de Rehabilitación Social (CENARESO) incrementando sus acciones asistenciales directas y de prevención, con el fin de que cumpla con mayor eficiencia su trascendente papel social.

8. Perspectivas para el futuro

Argentina prevé consolidar el accionar sanitario con la profundización de los programas vigentes, la incorporación de nuevas estrategias operativas y de nuevos programas que den respuesta a futuras necesidades sanitarias. Mucho es lo que se ha avanzado en el sector en estos últimos años pero resulta necesario continuar y profundizar el proceso de transformación ya iniciado con el fin de dar más y mejor salud a toda la población del país.


Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

Pan American Health Organization. All rights reserved.