Organización Panamericana de la Salud
Promoviendo la salud en las Américas

Hospitales Seguros

Vigilancia Sanitaria y Prevención y Control de Enfermedades — Enfermedades Transmisibles:  Brotes epidémicos  - Campylobacter  - Carbunco (ántrax)  - Chagas - Cólera -
Dengue - Enfermedades desatendidas - Enfermedades diarréicas y gastrointestinales -
Enfermedades emergentes y reemergentes - Enfermedades parasitarias - Fiebre amarilla - Filariasis - Hantavirus - Infecciones respiratorias agudas - InfluenzaAviar |  Estacional |  Pandémica - Investigaciones - Leishmaniasis - Lepra - Malaria - Rabia -
Reglamento Sanitario Internacional - Resistencia antimicrobiana - Salmonella - Shigelosis - Tuberculosis - Viruela - Virus del Nilo Occidental -
Análisis de Salud y Estadísticas - Enfermedades Crónicas - Salud Pública Veterinaria 


Vigilancia Sanitaria y Atención de las Enfermedades / Enfermedades Transmisibles / Tuberculosis

Día Mundial de la TB, 24 marzo 2008: ¡Yo puedo frenar la TB!

Día mundial de la TB, Afiche para comunidades

Mensaje de Mirta Roses Periago, Directora de la OPS
Video | PDF (100 Kb)
Afiches (PDF):
- Comunidad (902 Kb)
- Paciente (904 Kb)
- Trabajador de salud (321 Kb)

Mensaje de la Directora: El Día Mundial de la Tuberculosis que se conmemora cada 24 de marzo es una jornada para renovar los compromisos de lucha contra esta enfermedad. La urgente necesidad de reiterar nuestra determinación, claramente representada en el lema "Yo puedo frenar la TB: tu también puedes" de la campaña del año 2008, invita a una mayor participación de los gobiernos, del personal de salud, de los enfermos y de la comunidad en su conjunto.

afiche para trabajadores de salud

En el discurso de toma de posesión del pasado 1 de febrero con el que daba inicio a mi segundo mandato al frente de la OPS, declaré que además de hacer realidad las metas de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) para todos, uno de mis sueños era y es la eliminación de aquellos padecimientos o enfermedades que aún afectan a nuestras poblaciones a pesar de que disponemos del conocimiento y los instrumentos para su virtual desaparición. Gracias a los logros alcanzados por los Estados Miembros en los últimos años para el control de la Tuberculosis en las Américas, podemos sin duda acariciar el sueño de un continente libre de TB como problema de salud pública.

Cabe reflexionar y preguntarse por qué nuestro esfuerzo por frenar el avance de la tuberculosis no ha sido capaz de evitar que aún enfermen cada año 331 mil personas y mueran más de 40 mil por TB en la Región.

La implementación de estrategias para el control de la TB mundialmente reconocidas por su alto valor costo-eficacia ha permitido que las Américas sea una de las regiones del mundo encaminadas a cumplir y superar la meta de los Objetivos de Desarrollo del Milenio en el 2015, es decir, disminuir la prevalencia, reducir la mortalidad a la mitad de la estimada en 1990 y haber detenido y comenzado a reducir la incidencia. Sin embargo, no podemos ignorar que la TB sigue azotando a las poblaciones más vulnerables de la Región, tanto en los países ricos como en los pobres.

Muchos países alcanzaron los ODM referentes a la TB o están muy cerca de hacerlo. Sin embargo, en los promedios nacionales no se reflejan apropiadamente las inaceptables desigualdades de poblaciones marginadas como las que habitan en zonas rurales, los pobres en las grandes ciudades, las poblaciones indígenas y afrodescendientes o los infectados por el VIH, entre otros. "Yo puedo frenar la TB: tu también puedes" es por lo tanto una invitación a propiciar la equidad de acceso y calidad en los servicios de salud que permita contribuir a la reducción de las desigualdades existentes y las impuestas por la propia tuberculosis.

Una America Libre de TB sólo será posible si enfrentamos los nuevos desafíos, como la TB multidrogorresistente y/o extensivamente resistente a los medicamentos disponibles, la infección por VIH y la debilidad de respuesta de los sistemas sanitarios. Estos retos son el producto de la baja prioridad que se da a esta enfermedad, y hacen que la eliminación de la TB en la actualidad solo sea un sueño; un sueño que puede hacerse realidad con el desarrollo de nuevos medicamentos, métodos diagnósticos y nuevas vacunas. "Yo puedo frenar la TB: tu también puedes" por tanto es también un llamado a la acción de los científicos y donantes del mundo ya que sin ellos no será posible alcanzar este deseo mundial y panamericano.

Todos podemos frenar la TB poniendo en práctica la solidaridad para salvar vidas y evitar sufrimiento. Con la convicción de que la salud pública es y será siempre el eje primordial del desarrollo humano, sabemos que frenar la TB está demandando la participación de cada uno de nosotros, de los enfermos y sus familias, las comunidades, los maestros y los estudiantes, los vecinos, los alcaldes, los científicos, los médicos y todo el personal de salud, los líderes políticos y ciudadanos, las organizaciones no gubernamentales, del sector privado y el mundo empresarial. Si usted aún no se unió a esta cruzada, es hora de que lo haga porque usted también puede.

Día mundial de la TB, Afiche para pacientes

Mensaje de
Ban Ki-moon,
Secretario General de las Naciones Unidas

- PDF (18 Kb)

El Día Mundial de la Tuberculosis es una ocasión para exigir que se tomen medidas que pongan freno a la tuberculosis, enfermedad que sigue causando la aterradora cifra de 4.000 muertes cada día. Actualmente se están propagando tanto la cepa de tuberculosis de origen humano resistente a la multiterapia como su variedad más letal, altamente farmacorresistente.

Si deseamos impedir una epidemia de tuberculosis que resulte virtualmente imposible de tratar, debemos hacer frente a las raíces del problema: escasez de servicios, carencia de suministros, prescripción deficiente y uso indebido de los medicamentos.

Por ello, este año el Día tiene por lema "Yo puedo frenar la tuberculosis". Se trata de una lucha de la que sólo podemos salir victoriosos mediante el compromiso colectivo de millones de personas - donantes e investigadores, médicos y trabajadores sanitarios, pacientes y miembros de sus familias.

Gracias a una amplia coalición de asociados que trabajan para poner freno a la tuberculosis, se está produciendo una lenta disminución del porcentaje de personas que caen enfermas. Sin embargo, estos avances no se ajustan al ritmo de crecimiento de la población, por lo que cada vez hay más personas infectadas por la tuberculosis.

La Organización Mundial de la Salud publicó recientemente un informe con un sombrío panorama sobre la propagación de una variedad de tuberculosis resistente a los medicamentos en ciertos países. Y la tuberculosis es aún más mortífera cuando aparece entrelazada con la epidemia del VIH.

Debemos intensificar la respuesta mundial con el fin de salvar vidas. Las Naciones Unidas organizarán un Foro de dirigentes mundiales sobre el VIH y la tuberculosis en junio con el fin de impulsar nuestra capacidad colectiva para reducir las muertes por tuberculosis asociadas con el VIH. En esta empresa, pueden servirnos de inspiración varios países africanos que han demostrado que es posible establecer servicios que divulguen información y hagan pruebas del VIH a enfermos de tuberculosis y de tuberculosis a personas infectadas por el VIH, y presten las primeras atenciones sanitarias. Rwanda, por ejemplo, ofrece pruebas del VIH a más de tres cuartas partes de quienes reciben atención sanitaria en relación con la tuberculosis. Kenya y Malawi también han realizado grandes avances.

Esos impresionantes progresos son el resultado de los esfuerzos de personas concretas. "Yo puedo frenar la tuberculosis" no es sólo el lema del Día que celebramos, sino un compromiso que debemos mantener en nuestra lucha contra la epidemia durante todo el año y en el futuro.

- World TB Day 2008
   (Stop TB Partnership, en inglés)
- 10 Facts about Tuberculosis (en inglés)
- Página Tuberculosis OPS
- Página Tuberculosis OMS

Stop TB


Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

© Pan American Health Organization. All rights reserved.