Organización Panamericana de la Salud
Promoviendo la salud en las Américas

Hospitales Seguros

Vigilancia Sanitaria y Prevención y Control de Enfermedades — Enfermedades Transmisibles:  Brotes epidémicos  - Campylobacter  - Carbunco (ántrax)  - Chagas - Cólera -
Dengue - Enfermedades desatendidas - Enfermedades diarréicas y gastrointestinales -
Enfermedades emergentes y reemergentes - Enfermedades parasitarias - Fiebre amarilla - Filariasis - Hantavirus - Infecciones respiratorias agudas - InfluenzaAviar |  Estacional |  Pandémica - Investigaciones - Leishmaniasis - Lepra - Malaria - Rabia -
Reglamento Sanitario Internacional - Resistencia antimicrobiana - Salmonella - Shigelosis - Tuberculosis - Viruela - Virus del Nilo Occidental -
Análisis de Salud y Estadísticas - Enfermedades Crónicas - Salud Pública Veterinaria 


EER Noticias Semanales

EER Noticias Semanales:

Enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes,
Región de las Américas

Vol. 1, No. 26— 31 diciembre 2003
Índice principal

Caso sospechoso de SARS en la provincia de Guangdong, China.

El pasado viernes 26 de diciembre, el Ministerio de Salud de China (MS) notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la existencia de un caso sospechoso de síndrome respiratorio agudo grave (SARS) en un hospital en la ciudad de Guangzhou, provincia de Guangdong.

El paciente, un varón de 32 años de edad productor de televisión de Guangzhou, se encuentra hospitalizado bajo medidas de aislamiento, su estado es estable, y su temperatura ha sido normal durante tres días. Según la información provista a la OMS por el Ministerio de Salud chino, el paciente presentó fiebre y cefalea el 16 de diciembre. El 20 de diciembre, acudió al Hospital no 1 Universitario, en Zhongshan donde fue diagnosticado de neumonía. Las radiografías de tórax mostraron hallazgos en el lóbulo inferior derecho, por lo que permaneció bajo observación y en aislamiento desde este día. El 24 de diciembre, el paciente fue transferido al People’s Hospital no 8 de Guangzhou.

Las pruebas de laboratorio han sido llevadas a cabo por tres laboratorios: dos en laboratorios nacionales de los Centros para el Control de Enfermedades de China y el otro en los provinciales de Guangdong. Los resultados hasta el momento no son concluyentes. La OMS ha indicado que las muestras deben ser enviadas para comprobación en un laboratorio internacional.

Las investigaciones epidemiológicas indican que en las dos semanas previas a la aparición de los síntomas el paciente no había tenido contacto con grupos de alto riesgo como trabajadores de salud o los manipuladores animales, había permanecido en Guangzhou durante este periodo, y no contaba con antecedentes de ingestión de alimentos de riesgo. La fuente de la presunta infección de SARS está por consiguiente poco clara hasta el momento.

Como medidas preventivas y de control de la enfermedad se han identificado y realizado pruebas a todos los contactos relacionados con el paciente. Se considera que se encuentran en buen estado, aunque algunos de ellos permanecen bajo observación. Se ha alertado a todos los aeropuertos para declaración y control de la temperatura de todos los pasajeros procedentes de Guangdong, al igual que a la comunidad médica y personal de laboratorio.

El Ministerio de Salud y la OMS están colaborando en las siguientes áreas:

  • Apoyo técnico en el diagnóstico de laboratorio.

  • Apoyo técnico en la investigación en las áreas de la investigación epidemiológica y el control de infecciones.

  • OMS facilitará el envío de material de diagnóstico adicional.

Aunque el diagnóstico final del caso está todavía pendiente, se ha asegurado a la OMS que se han adoptado todas las medidas para minimizar cualquier riesgo para la salud pública.

Fuentes:

Caso confirmado de encefalopatía espongiforme bovina en el estado de Washington, EUA

El 25 de diciembre, el laboratorio de referencia mundial de encefalopatía espongiforme bovina (EEB) en Weybridge, Inglaterra, confirmó el diagnóstico preliminar de la vaca de raza Holstein. La vaca fue sacrificada el 9 de diciembre de 2003 en la compañía cárnica Verns Moses Lake, en la localidad de Mabton, Washington. Esta sería la primera vez que hay señales de esta enfermedad en ganado estadounidense.

Como medida de prevención, ante el diagnóstico preliminar realizado el día 23 de diciembre por el Departamento de Agricultura de los EUA (USDA), se estableció la cuarentena en la granja donde se encontró al bovino enfermo. También se determinó la obligatoriedad de las pruebas para EEB para el ganado bovino que muriera en la explotación agropecuaria. El servicio de Seguridad e Inspección Alimentaria (FSIS) inició al día siguiente la retirada de 10.410 libras de carne del grupo de 20 animales faenados el mismo día que el animal enfermo.

Los resultados iniciales de la investigación epidemiológica realizada por el Servicio de Salud Animal y de Plantas (APHIS) apuntan a que probablemente el animal afectado ingresó en los Estados Unidos como parte de un grupo de 74 vacas lecheras importadas desde Canadá a través de Eastport, Idaho, en el año 2001. El USDA está trabajando con Canadá para evaluar la edad correcta del animal y para comprobar su identificación mediante pruebas de ADN. Por otro lado se está trabajando para detectar el paradero de todos los animales de la remesa de vacas importadas de Canadá, aunque hay que recalcar que no hay nada que sugiera que el resto de animales del grupo estuviesen afectados por EEB. El USDA investigó el paradero de los tres terneros relacionados con el animal índice: uno murió poco después del nacimiento en octubre de 2001. Otro es una ternera de un año que se encuentra bajo cuarentena estatal en Mabton. El tercero es el ternero recientemente nacido, que se encuentra en Sunnyside, también bajo cuarentena estatal.

Estudios de análisis de riesgo realizados en colaboración con la OPS en varios países de Latinoamérica y el Caribe permiten considerar estas regiones libres de EEB y de la enfermedad de Creutzfeldt-Jacob (vCJD), variante de esta enfermedad en humanos. Por este motivo es importante mantener alerta los sistemas de vigilancia, para detectar cualquier señal de alarma, ya que el riesgo de introducción de la EEB representa una amenaza para la salud y para la economía de los países.

La OPS viene realizando las siguientes acciones para la lucha contra esta enfermedad:

  • Diseminación de información técnica y guías para adopción de políticas formuladas por organizaciones internacionales e instituciones gubernamentales.

  • Cooperación técnica con los países de la Región para la organización de actividades de vigilancia epidemiológica de EEB.

  • Desarrollo de una red de laboratorios para optimizar el sistema de vigilancia.

  • Desarrollo de metodologías comunes entre los países para enfrentar cualquier riesgo.

En 2001, en Montevideo, Uruguay, la OPS organizó una reunión de expertos mundiales sobre el tema y presentó a los ministros de Salud y Agricultura un informe de la OPS/OMS sobre Encefalopatía Espongiforme Bovina, que resume las bases científicas para la toma de decisiones en las Américas, con el fin de que la Región siga siendo un territorio de ganado seguro.

Fuentes: