Desarrollo Sostenible y
Salud Ambiental

Entornos Saludables

Municipios Saludables y Salud Urbana
La estrategia de Municipios, Ciudades y Comunidades Saludables (MCS) representa la implementación local de una de las iniciativas más efectivas de la promoción de la salud. Su misión consiste en fortalecer la ejecución de las actividades de promoción y protección de la salud en el ámbito local, colocando la promoción de la salud como la más alta prioridad de la agenda política; involucrando a las autoridades del gobierno y a la comunidad, fomentando el dialogo y compartiendo conocimientos y experiencias; así como estimulando la colaboración entre los municipios, ciudades y comunidades. Bajo la óptica de salud como calidad de vida, las acciones de la estrategia de MCS se enfocan más hacia los determinantes de la salud que hacia las consecuencias de la enfermedad. En definitiva, lo que se persigue es facilitar los procesos para que las personas puedan mejorar sus condiciones de vida. Un municipio saludable es aquel que habiendo logrado un pacto social entre las organizaciones representativas de la sociedad civil, las instituciones de varios sectores y las autoridades políticas locales, se compromete y ejecuta acciones de la salud con miras a mejorar la calidad de vida de la población. La estrategia de MCS también pretende establecer y fortalecer las alianzas entre las autoridades locales, miembros de la comunidad y otros sectores. La clave para construir un municipio, ciudad o comunidad saludable es de tener una visión hacia el futuro de un ambiente y comunidad saludable y a menudo propiciar un cambio de actitud, de concepto en el modelo de promover la salud, a través del establecimiento de políticas públicas saludables, legislación, servicios y programas que usualmente provee la municipalidad el apoyo necesario para el logro de esta visión. Dentro de este contexto se vea la ciudad como territorio políticamente y socialmente construido con los ciudadanos y la gestión democrática y fortalecimiento de la participación ciudadana como elementos esénciales. Para poder mejorar la salud urbana hay que fortalecer la cohesión social, reducir la desigualdad y exclusión, promover la democracia deliberativa e inclusión social, y fortalecer las redes sociales y políticas.
 
 
Promoción de Escuelas Saludables
La Iniciativa Regional Escuelas Promotoras de la Salud (IREPS) es un mecanismo estratégico de abogacía, articulación y movilización social, multisectorial e interagencial de recursos para el fortalecimiento de las capacidades regionales, nacionales y locales necesarias en promoción de la salud para la creación de condiciones propicias para el aprendizaje y el desarrollo humano integral. La Iniciativa ha contribuido a que las necesidades integrales de la población infantil y juvenil en edad escolar tengan una mayor visibilidad en las agendas políticas, socioeconómicas y de salud pública de los Estados Miembros y ha promovido una mayor comprensión sobre la importancia del binomio salud-educación y el potencial estratégico que tienen las escuelas en el fomento de la salud, el desarrollo sostenible y el crecimiento socioeconómico y espiritual de los pueblos. Las Escuelas Promotoras de la Salud constituyen una gran estrategia de promoción de la salud en el ámbito escolar y un mecanismo articulador de esfuerzos y recursos multisectoriales, orientados al mejoramiento de las condiciones de salud y bienestar, ampliando así las oportunidades para el aprendizaje con calidad y el desarrollo humano sostenible de todos los integrantes de las comunidades educativas. El modelo de Escuelas Promotoras de la Salud se fundamenta en el desarrollo articulado y sinérgico de tres componentes principales:
1. Educación para la salud, incluso la enseñanza de Habilidades para la Vida. 2. Creación y mantenimiento de entornos psicosociales y ambientes físicos saludables. 3. Servicios de salud y nutrición, incluso apoyo psicosocial y la promoción de vida activa.
 
 
Desarrollo Local y Participación Comunitaria

La equidad y la inclusión social son los principios orientadores del proceso de desarrollo local configurado como un medio y un conjunto de herramientas para fortalecer la gestión local, la participación democrática de la ciudadanía en las decisiones que inciden y definen las condiciones de salud y calidad de vida en el contexto de una esfera publica reflexiva, dinámica y que responde a las necesidades y aspiraciones de la población. Las políticas públicas son un motor para el desarrollo con equidad, mientras que la participación y el empoderamiento ciudadano son la inspiración y la creatividad para el desarrollo social sostenible.

Cuatro acciones estratégicas son fundamentales para potenciar los procesos de desarrollo local: (1) ampliación de la capacidad de articulación de la OPS internamente y con otras organizaciones para impulsar el desarrollo local sostenible; (2) estimular la convergencia de agendas afines para implementar localmente las estrategias de promoción de la salud, la Declaración del Milenio para el Desarrollo y la agenda 21 para el medio ambiente; (3) construcción de observatorios locales como un ejercicio para fortalecer los pactos sociales por la salud en áreas urbanas y comunidades rurales y (4) implementar la estrategia de municipios y comunidades saludables, articulando los aspectos de productividad, desarrollo económico y social con la atención primaria y la promoción de la salud para impulsar el mejoramiento de la calidad de vida.

 
 
Información Relacionada
Libros de la OPS
 
Fuentes de Información