Desarrollo Sostenible y
Salud Ambiental

Control y Manejo del Riego

Salud Ambiental
Los objetivos son:
  • Fortalecer las Capacidades Institucionales Nacionales para estimar la probabilidad de los efectos adversos que pueden ser resultado de la exposición a específicos riesgos para la salud o de la ausencia de las influencias beneficiosas, mediante la identificación de riesgos, la caracterización de riesgos, la evaluación de exposiciones y la estimación de riesgos.
  • Prestar apoyo técnico en la gestión de riesgos para reducir los niveles del riesgo al cual una población está sujeta. El proceso incluye control de exposición y monitoreo de riesgos.
  • Apoyo de riesgo- el análisis de beneficios de los resultados esperados positivos y negativos de las intervenciones.
  •  
    Salud de los Trabajadores
    La Organización Panamericana de la Salud (OPS) ha dedicado 100 años hacia el mejoramiento de la salud para los pueblos de las Américas. El programa de la Salud de los Trabajadores invita a todos los sectores de la comunidad continental a participar en una iniciativa dinámica, creativa, e intersectorial a través de su Plan Regional, de manera tal que se promueva un desarrollo humano sostenible desde el Ártico Canadiense hasta la Tierra de Fuego, Argentina. El Plan Regional tiene el compromiso de promover la salud ocupacional de una manera equitativa a lo largo de la Región de las Américas. Lo anterior dentro de un enfoque de salud preventiva. La necesidad de una comunidad continental sana requiere de ambientes de trabajo seguros para los trabajadores, así como de una optimización del capital humano. Los beneficios de una fuerza laboral saludable incluyen alta productividad y menos gastos sociales, así como un incremento en el bienestar de todos los miembros de la sociedad. Sin duda alguna, una buena salud constituye un componente esencial del progreso.
     
    Prevención de la Violencia y Seguridad Vial



    El alto número de casos y el impacto de la violencia en la sociedad en general, y para el sector salud en especial, ha llevado a la necesidad de romper paradigmas y buscar nuevas formas de enfrentar el problema. El enfoque de salud pública sobre prevención de violencia, en el cual las estrategias preventivas se privilegian sobre las de represión, ha sido adoptado y aplicado por la OPS en los países de las Américas, como mensaje central difundido desde 1994, y recientemente reforzado durante los lanzamientos del informe mundial sobre la violencia y la salud (OMS/OPS 2002) en los países de las Américas.

    Seguridad Vial
    En las Américas cada año cerca de 130,000 personas mueren, 1,200,000 son heridas y miles de ellos quedan con discapacidades permanentes causadas por las colisiones y choques de tránsito. Claramente estamos frente a un problema de salud pública. Sin embargo, afortunadamente se conocen intervenciones y políticas que contribuyen significantemente a resolver la situación. El informe mundial sobre la prevención de los traumatismos causados por el tránsito (OMS y BM, 2004), contiene recomendaciones y guías para los tomadores de decisión. La OPS está comprometida para tener vías más seguras en las Américas.

     
    Tabaco y Salud del Consumidor
    La globalización ha favorecido la salud de las naciones en algunos aspectos, pero también ha creado nuevos retos para la salud pública. Un importante grupo de problemas de salud pública que se han agravado debido a la globalización del comercio y los mercados mundiales, están surgiendo como amenazas relativamente nuevas y significativas para el desarrollo sostenible. Estos son problemas de salud esencialmente relacionados con el consumo de productos insalubres pero legales que han aparecido en el mercado de manera masiva debido a su promoción comercial agresiva, su mayor disponibilidad y asequibilidad. Entre estos productos de consumo destacan determinados alimentos altos en calorías, grasas y azucares de bajo nivel nutricional, las bebidas alcohólicas y los productos del tabaco. El consumo de tabaco y la exposición al humo de tabaco ajeno causan uno de los principales problemas de salud evitable en las Américas, donde el tabaco mata a 1,1 millón de personas al año. La proporción de jóvenes que fuma habitualmente a edades tan tempranas como 13 a 15 años de edad oscila entre 30 y 40% en muchos países de la región. Esta prevalencia está creciendo especialmente entre las mujeres. En la mayoría de los países hay más fumadores entre los pobres que entre los ricos.
     
     
    Información Relacionada
    Libros de la OPS
     
    Fuentes de Información