CHILE
Nombre Oficial: República de Chile
Ciudad Capital: Santiago
Idioma Oficial: Español
Superficie: 744,097 km 2
Subregión OPS: Cono Sur
Código ONU de 2 digitos: CL
Código ONU de 3 digitos: CHL
Código ONU de País: 152


------------------------------

Base de Datos de Indicadores Básicos en Salud de la OPS
Contiene una herramienta de consultas multidimensionales que ofrece una colección de 108 indicadores desde 1995 a 2005. El sistema presenta datos e indicadores sobre:
• demografía
• socioeconomía
• mortalidad por causa
• morbilidad y factores de riesgo
• acceso, recursos y cobertura de servicios de salud.

Los indicadores se presentan desagregados por grupos de edad, por sexo y/o por región urbana/rural. Las tablas generadas pueden imprimirse y exportarse.

Los datos son actualizdos anualmente con la información más reciente disponible del país.


------------------------------

  • RESUMEN DEL ANÁLISIS DE SITUACIÓN Y TENDENCIAS DE SALUD

  • SITUACIÓN GENERAL Y TENDENCIAS | PROBLEMAS ESPECÍFICOS DE SALUD | RESPUESTA DEL SISTEMA DE SALUD


    SITUACION GENERAL Y TENDENCIAS

    De acuerdo a cifras del censo nacional realizado en abril del 2002, la población total de Chile es de 15.050.341 habitantes, de los cuales el 50,8% corresponde a sexo femenino. Un 19,3% son menores de 15 años, un 73,6% tiene entre 15 y 64 años, y un 7,1% corresponde a mayores de 65 años. El grupo de adultos mayores es el segmento poblacional que crece a un ritmo mayor. La mayoría de la población se concentra en 3 regiones: Metropolitana (40,1%), Bio-Bio (12,3%) y Valparaíso (10,2%). La población urbana representa un 85,4%. Desde un punto de vista político-administrativo, el país se divide en 13 regiones, subdivididas en 51 provincias y 341 comunas. La tasa de alfabetizmo es de 95,4%, la escolaridad media de la población es de 9,93 años, en tanto las coberturas para educación pre-básica, básica y media son 30,3%, 98,3% y 86,9% respectivamente. Según el Índice de desarrollo humano Chile alcanzó el lugar N° 38 en el 2002, lo que significa una disminución relativa respecto del lugar 34 que tuvo en 1999. El ingreso per capita ha aumentado de US$ 2.805 en 1990 a US$ 4.726 en el 2000.

    Los indicadores agregados a nivel nacional muestras evidentes mejoramientos, pero persisten situaciones de inequidad entre regiones. La población pobre a nivel regional varía en 2000 entre 34,3% (IX Región) y 11,7% (XII Región). A nivel de comunas, las variaciones son aún más extremas, pues hay regiones como la Metropolitana con comunas con elevados porcentajes de pobreza como El Monte (41,1%) y Lo Espejo (31,5%), que coexisten con comunas pudientes que prácticamente no presentan población pobre como Providencia (0%), Vitacura (0,8%) y Las Condes (1,4%). La razón entre el ingreso del 20% de población de mayores ingresos y el 20% de población de menores ingresos fue de 15,5 veces en 1998, diferencia que disminuye a 14.3 veces en 2003 al considerar los subsidios monetarios que reciben los hogares más pobres de parte del Estado. Por otro lado, un 70% de los hogares del país percibe ingresos menores al promedio nacional.

    Chile ha crecido dentro del escenario de geopolítica hemisférica y mundial, en función de su incorporación al TLC de América del Norte, la Unión Europea y la APEC. También mantiene su presencia regional en los acuerdos del Pacto Andino y del MERCOSUR. Como escenario político se destaca la estabilidad y la democratización. Se mantiene la dificultad de articular con la Sociedad Civil mecanismos más concretos de participación social. El actual Gobierno se encuentra en su segunda mitad del mandato (2000-2006). El escenario económico destaca el control de la inflación, la recuperación del crecimiento y la vigencia de un pleno modelo de Economía de Libre Mercado.

    Como escenario social se mencionan los siguientes puntos relevantes: crecimiento demográfico controlado; seguro social obligatorio según régimen de capitalización, a través de empresas aseguradoras públicas y privadas, con altos índices de cobertura de la población. El escenario nacional tiene impacto en la Salud Pública y en el Sector Salud.

    El tema de salud ha sido establecido como una de las prioridades más importantes de actual Gobierno de Chile. Esta prioridad gubernamental se ha expresado en la elaboración de un conjunto de 5 proyectos de ley que constituyen una propuesta para impulsar una profunda reforma del sector. Existe un sector salud estructurado, diversificado e institucionalmente sólido, de tradición y excelencia, con un modesto incremento de su capacidad de inversión y financiamiento, lo que justifica las inquietudes planteadas sobre probables limitaciones para enfrentar la implementación del pleno proceso de Reforma en curso.

    Adicionalmente existen los siguientes factores: un perfil de acumulación epidemiológica; una tendencia de mejoría sostenida de los indicadores socio-sanitarios; un control y descenso de las enfermedades transmisibles y endémicas; un aumento de las enfermedades crónicas; importantes brechas de inequidades entre regiones del país y grupos sociales.

    Demografía: Los indicadores bio-demográficos clásicos muestran que Chile se encuentra en un proceso de transición demográfica y epidemiológica. La mortalidad general es de 5,2 por mil habitantes y la infantil de 7,8 por mil nacidos vivos en el 2002 y materna 1.71. La tasa de natalidad es de 16,3 por mil habitantes (2002). La expectativa de vida para el período 2000-2005 se estima en 75,96 años, siendo de 72,99 años para los hombres y 79,04 años para las mujeres.

    Mortalidad: Al analizar las causas de muerte, las principales causas de muerte corresponden a enfermedades fuertemente ligadas a los estilos de vida y envejecimiento, tales como Enfermedades de aparto circulatorio con tasa ajustada de 138,50, Tumores malignos con tasa ajustada 124,33, y Causas externas con la tasa ajustada de 45,51 (datos de 2002). Al estandarizar las tasas de mortalidad por comunas para el quinquenio 1994-1998 usando la población nacional como estándar se evidencia la inequidad. La razón oscila entre un 70% bajo el estándar y 56% sobre el estándar.



    PROBLEMAS ESPECIFICOS DE SALUD

    Análisis por grupo de población

    Los niños (0-4 años): En la mortalidad infantil que es de 7.81 por mil nacidos vivos (NV) en 2002, se observa en forma continua el descenso de tres componentes: mortalidad infantil tardía, mortalidad neonatal y mortalidad neonatal precoz. Las principales causas de muerte son: afecciones perinatales, anomalías congénitas, enfermedades del aparato respiratorio, traumatismos y envenenamientos. Entre los niños de 1 a 4 años se produje la tasa observada de mortalidad de 39.29 s en 2002,. El primer grupo de causas de mortalidad son las externas (tasa 12.43 en 2002).

    Los escolares (5-9 años): El grupo de 5 a 9 años es el grupo con menor tasa de mortalidad. Las muertes registradas son principalmente por causas externas.

    Los adolescentes (10-14 y 15-19 años): El grupo de adolescentes de 10 a 19 años tiene una tasa de mortalidad de 0,41 por mil habitantes. Los traumatismos y los tumores son las principales causas de muerte.

    Los adultos (20-59 años): El grupo de población entre los 20 a 60 años representa el 53% de la población total del país. Entre los 45 y 64 años la tasa de mortalidad alcanza a 589.48. Las muertes ocurren principalmente por tumores y las enfermedades del sistema circulatorio.

    Adultos mayores (60 años y mayor): La mortalidad entre 65 y 79 años asciende a tasa de 4622.34. Se mantienen en este tramo de edad los tumores como primer grupo de causas, seguido por las enfermedades del sistema circulatorio y enfermedades del sistema respiratorio.

    Trabajadores: Los accidentes del trabajo ocurridos en 1998 se tradujeron en la pérdida de un total de 3.3 millones de días de trabajo. Cada día del año, 822 trabajadores sufren alguno de estos eventos. Cerca de 2 millones de trabajadores no tienen acceso a ninguna clase de protección en materia de salud ocupacional, sin considerar un porcentaje considerable de trabajadores sub-protegidos (temporeras, trabajadores de bajos ingresos).

    Indígenas: Existe una alta concentración de población indígena en 39 comunas del país y una presencia significativa en 26. Estas comunas presentan indicadores de condiciones de vida desmejorados en comparación con otras zonas geográficas del país. Existe una alta correspondencia entre zonas de pobreza y zonas indígenas. El perfil de salud presenta altas tasas de mortalidad infantil, las que son superiores hasta 40 defunciones por 1.000 NV a la tasa nacional en el caso atacameño y menor esperanza de vida de hasta 10 años menos en el caso aymará.


    Análisis por tipos de enfermedad o daño

    Enfermedades de transmisión vectorial: En marzo de 1945 se comprobó el último brote epidémico de malaria. Desde entonces no se diagnostican casos autóctonos, en 2003 se registraron 7 casos, todos importados. El país se encuentra libre de la presencia de Aedes aegypti. El área endémica para la enfermedad de Chagas abarca zonas rurales y periurbanas entre Tarapacá y la Región Libertador General Bernardo O’Higgins, con una población expuesta de 850 mil habitantes. Se observa un ascenso de la mortalidad hasta 1985, presentando en los últimos 5 años una estabilización en aproximadamente 55 casos anuales. En el año se 2002 se presentaron 621 de casos de dengue en la Isla de Pascua. Se confirmaron por serologia 132 casos. No existen registros de peste u esquistosomiasis en Chile.

    Enfermedades inmunoprevenibles: El último caso de polio en Chile ocurrió en 1975. En 2003, no se registraron casos de difteria, tétanos neonatal. Se registró un caso confirmado de sarampión. Desde 1997 se realizan campañas de vacunación masiva contra el sarampión en el país. En 2003 se registró la tasa de incidencia de tos ferina de 871. En relación a la parotiditis, se han obtenido importantes resultados a través del programa ampliado de inmunización (PAI) con la vacuna tresvírica. La incidencia de rubéola venía en descenso debido a la introducción de la vacuna Tres vírica. Desde junio de 1996 la vacuna contra Haemophilus influenzae B se aplica en forma progresiva entre menores y adultos mayores, que causó la disminución de morbilidad de menores de 5 años. Las coberturas nacionales en menores de 1 año en BCG, Sarampión, Hib, OPV1, OPV2, OPV3, DTP1, DTP2, DTP3 alcanzan a 96% en 2003.

    Enfermedades infecciosas intestinales: En 1998 se presenta un brote de cólera en San Pedro de Atacama con 23 casos. Las tasas de incidencia de la Fiebre Tifoidea y Paratifoidea han experimentado un franco descenso, lográndose la tasa más baja (5 por cien mil habitantes) el año 1999.

    Enfermedades transmisibles crónicas: En el período desde 1996 se ha acentuado el descenso de la morbilidad por tuberculosis, que llega a 17.67 en 2002.

    Zoonosis: Entre 1996-2002, la rabia mantuvo el padrón epidemiológico, el que se caracteriza por la presentación permanente de rabia en murciélagos insectívoros y casos esporádicos de casos en animales domésticos.

    La situación del
    VIH/SIDA registra una tasa de incidencia acumulada de 31.7 por 100.000 habitantes al 30 de junio de 2001, con un claro predominio de la vía de transmisión sexual. Existe una tendencia a la feminización de la epidemia. esto se reflejan la proporción entre hombre y mujeres, cuya brecha se ha acortado , llegando a 7.1:1. s.

    Al igual que en otros países de la Región, en Chile el daño de la salud relacionado con el medio ambiente se expresa en forma multifacética. La mala calidad del aire en la Región Metropolitana constituye un problema de alta sensibilidad social y política, especialmente en los meses de invierno. A nivel rural, el país enfrenta la urgencia de dar una pronta respuesta a la situación de inequidad ambiental que viven más de cuatrocientas mil personas que no cuentan con agua potable y que se abastecen de norias, ríos y canales, muchos de ellos contaminados, con el alto riesgo para la salud de esta población. En esta situación se encuentra un importante sector de la población indígena del país. Otro aspecto necesario de abordar, está asociado a la urgente necesidad que tiene el país de recuperar los niveles de manejo adecuado de los residuos sólidos domiciliarios, así como los impactos de las nuevas actividades económicas predominantes, particularmente exportadoras, las que se asocian a episodios de accidentes y emergencias químicas, cada vez más frecuentes según los informes que entrega la Red de Información Toxicológica y Alerta. A los problemas ambientales se agregan problemas psicosociales asociados al desarrollo urbano como el estrés, la drogodependencia, los trastornos emocionales y la violencia entre otros.



    RESPUESTA DEL SISTEMA DE SALUD

    Políticas sanitarias nacionales y planes: Las políticas de salud han tenido continuidad durante la última década. Después de las conocidas reformas de salud ocurridas en los años 80 durante el régimen militar y que transformaron un SNS centralizado en un Sistema Nacional de Servicios de Salud (SNSS) constituido por 27 Servicios de Salud (hoy 29) y otras instituciones autónomas, entregaron la Atención Primaria a la administración municipal, y crearon los seguros privados de salud (ISAPRES), a partir de la recuperación democrática en 1990, la reforma de salud se reorienta para insertarla en una nueva propuesta gubernamental de modernización del Estado. Es posible distinguir tres fases en la nueva etapa: 1) Recuperación del subsistema público de salud (1990-1994); 2) Modernización del subsistema público de salud (1994-2000); y 3) Reforma de la seguridad social de salud, que se plantea en perspectiva futura a partir de la asunción del nuevo gobierno en marzo del año 2000.

    En el sector salud la Reforma de Salud comprende un conjunto articulado de 5 Leyes, cuyo énfasis es la creación de una nueva institucionalidad en la estructura sectorial (establecimiento de las nuevas autoridades sanitarias regionales responsables en asegurar los Objetivos Sanitarios del Estado) y el cumplimiento de los derechos a la salud de las personas mediante la Ley de Derechos y Deberes de los Pacientes (que valoriza las vertientes éticas) y la implementación gradual del Plan AUGE (Acceso Universal de Garantías Explícitas). El período 2000-2004 se ha caracterizado como una etapa de formulación, negociación y aprobación de esas Leyes, y se prevé que los años 2005/06 serán dedicados a su implementación.

    Sistema de salud: El Ministerio de Salud ejerce la conducción sectorial. Le corresponde formular y fijar las políticas de salud y dictar normas y planes generales para el Sistema; y supervisar, controlar y evaluar el cumplimiento de las mismas. Los servicios que dependen del Ministerio son: los Servicios de Salud, el Fondo Nacional de Salud (FONASA), la Superintendencia de ISAPRES (SIPS), el Instituto de Salud Pública (ISP) y la Central Nacional de Abastecimiento (CENABAST). La función de regulación de los medicamentos e insumos médicos está delegada en el Instituto de Salud Pública. El Sistema de Servicios de Salud es un sistema mixto. El seguro público corresponde al Fondo Nacional de Salud (FONASA). Este recibe contribuciones de sus afiliados y, además, las transferencias del Tesoro de la Nación para la atención de los indigentes, así como para los programas de salud pública. El sector privado está constituido por las Instituciones de Salud Previsional (ISAPRES), entes privados de protección contra los riesgos de salud. La prestación de servicios también es mixta: la gran mayoría de los establecimientos de primer nivel (Atención Primaria de Salud-APS) dependen de las comunas y los hospitales están bajo la dirección de los Servicios de Salud. Por otro lado, se encuentra el conjunto de clínicas, consultorios, laboratorios y farmacias, manejados por personas o sociedades privadas. La cobertura global del FONASA es igual al 63% de la población mientras que las de las ISAPRES es de 23%. El saldo de 14% corresponde a otros grupos que gozan de sistemas particulares (como las Fuerzas Armadas) o no pertenecen a ningún sistema.

    Organización de las acciones de reglamentación de salud:
    La atención de salud está regulada por normativas enmarcadas en los programas de salud establecidos por el Ministerio. Estos programas definen coberturas, frecuencia o periodicidad de los contactos entre usuarios y prestadores de atención, así como responsabilidades por nivel de atención del sistema. La regulación sanitaria sobre los establecimientos de salud del sector público y privado compete a las Direcciones de Servicios de Salud para aquellos establecimientos ubicados en el territorio jurisdiccional del respectivo Servicio de Salud. Desde 1 de enero 2005 esta responsabilidad será transferida a las Autoridades Sanitarias Regionales.

    Suministros de salud: Estos se inscriben en el modelo económico global del país. La incorporación de productos farmacéuticos y de insumos médicos es regulada por el Instituto de Salud Pública (ISP). La autorización sanitaria es requisito para la comercialización de estos productos. El mercado farmacéutico presenta un conjunto de regulaciones, ya sea debido a las normas que afectan a los productos y a las cadenas de distribución y venta, como a la existencia de factores como la circulación de una importante proporción de medicamentos genéricos (38% del mercado farmacéutico global de venta), la dilatada participación de laboratorios nacionales y la existencia de la Central de Abastecimiento del Ministerio de Salud.

    Protección y control de alimentos: Se ha promulgado una nueva normativa de regulación sanitaria de alimentos. Además, existe un programa de control e higiene con cobertura y articulado a nivel nacional, el cual es apoyado por la red nacional de laboratorios bromatológicos.

    Prevención y control de enfermedades: Los programas del Ministerio de Salud, han sido estructurados con enfoques integrales que incorporan en su diseño acciones de promoción, prevención, curación y rehabilitación. El Ministerio de Salud ha desarrollado programas de prevención específica entre los cuales se destacan los siguientes: vacunaciones, alimentación complementaria, campaña de invierno (control de los trastornos respiratorios), prevención de los accidentes de tránsito, control de marea roja y erradicación de la enfermedad de Chagas. Existen programas de detección temprana de FR para ENT y cancer de mama y Cancer cérvico uterino a través de Examen se salud preventivo de adultos (ESPA). A partir de 1 de enero de 2005, entraría en vigencia conjunto de prestaciones garantizadas, tanto en el sistema publico como en el sistema privado.

    Análisis de salud: El Instituto de Salud Pública (ISP) desarrolla funciones en el ámbito de vigilancia epidemiológica en coordinación con el Departamento de Epidemiología del Ministerio de Salud. A través del Departamento de Control Nacional, el ISP vigila el funcionamiento del sistema nacional de control de productos farmacéuticos, alimentos, cosméticos, pesticidas de uso sanitario y doméstico, y artículos de uso médico.

    Agua potable y alcantarillado: Según censo de 2002, el 87.9 de la población de los tiene acceso a agua potable dentro la vivienda y 91.0 a sistema higiénico de eliminación de excretas. La población urbana sin servicio de agua potable llegaba al 1%, (115 mil personas); y la sin saneamiento adecuado alcanzaba el 7%, (853 mil personas).

    Calidad ambiental: Estudios muestran que se debieran instalarse equipos de medición e n las ciudades de Rancagua, Temuco, Valparaíso y Viña del Mar.

    Organización y funcionamiento de los servicios de atención a las personas: La red asistencial del sector público está constituida por establecimientos ambulatorios y hospitalarios de diferente complejidad asistencial. Entre los primeros se encuentran consultorios generales urbanos y rurales (526 en el país), postas rurales (1157) y estaciones médico-rurales. Relacionado con la población, eso significa un consultorio por 28.5 mil habitantes aproximadamente (1 por 17.1 mil si se considera únicamente la población afiliada al FONASA). Asimismo existiría una posta rural por 1.900 habitantes, tomando solamente en cuenta la población de esta área, estimada en 14,6% de la población total. En el Nivel Primario de Atención, se brindan 1,2 consultas médicas por habitante En 194 hospitales los egresos hospitalarios alcanzan a 1.078.478 en el subsistema público y a 390.197 en el privado, sin diferencias significativas en el índice ocupacional ni en tiempos de estadía. El sector público cuenta con 30.956 camas, lo que representa un 73,7% del total de camas, mientras que en el sector privado el número alcanza a 11.065 camas lo que equivale a una cama por 5.000 habitantes (o una por 3.000 beneficiarios del FONASA).

    En 2002 razón de egresos del sector público ha sido 102.58, suma total de egresos alcanzó a 1.599.075 en 2002. La atención de urgencia es otorgada por los servicios de urgencia de los hospitales y por los Servicios de Atención Primaria de Urgencia (SAPU). Los principales hospitales y clínicas privadas también ofrecen atención de urgencia. Los servicios auxiliares de diagnóstico y bancos de sangre son de naturaleza pública y privada. En el sector público estos servicios se encuentran principalmente ubicados en los hospitales, sirviendo a la demanda que se genera no sólo en el nivel hospitalario sino que también en el nivel ambulatorio.

    Recursos Humanos:
    El número de funcionarios públicos, en el sector público dispone de 10.544 cargos médicos (correspondientes a 7.180 jornadas completas equivalentes), 11.563 cargos de otros profesionales y 22.664 cargos de técnicos paramédicos. El razón de médicos en sistema publico en 2003 es 9.51, y enfermeras 4.37.

    La información respecto de los recursos humanos que se desempeñan en el sector privado es incompleta. Se estima que más de la mitad de los médicos sólo desempeña en el sector privado.

    Investigación en salud y tecnología: La investigación en salud es principalmente desarrollada por las universidades y centros de investigación. El Estado, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología ha incentivado la investigación en salud. Esta se ha orientado principalmente a las áreas de ciencias básicas y clínicas, siendo proporcionalmente menor la cantidad de proyectos relacionados con investigación en salud pública. Como una manera de fortalecer la investigación esencial sobre los problemas prioritarios de salud del país, el Ministerio de Salud ha orientado esfuerzos a desarrollar una política nacional de investigación orientada a políticas de salud.

    Gasto del sector de la salud y financiamiento: En 2002, el financiamiento del total de población beneficiaria de FONASA e ISAPRE correspondía a un promedio per. capita de US$ 331.00 En cuanto al origen del financiamiento del sector público, éste se distribuye entre el aporte fiscal para salud, las cotizaciones y co pagos de las personas inscritas en el sistema público y los ingresos de operación. El gasto público en salud corresponde al 2.90 como proporción del PIB para 2002.

    Cooperación técnica y financiamiento externo: Durante periodo de 2000 hasta 2004, la cooperación técnica externa se trató sobre los temas sociales, calidad de la vida, salud mental, epilepsia, medidas de equidad en la salud, y VIH/SIDA. Se hizo un esfuerzo hacia evaluación de nivel de las Metas de Milenio a nivel nacional, trabajo compartido entre el Sistema de Naciones Unidas, y sus contrapartes nacionales.