Skip to content

?

Páginas antiguas de la OPS


XLI Consejo Directivo de la Organización Panamericana de la Salud


RESOLUCIONES

 

 

CD41.R1 El Consejo Directivo,

Habiendo considerado el informe del Director sobre la recaudación de las cuotas (documento CD41/20 y Adds. I y II) y la preocupación expresada durante la 124 sesión del Comité Ejecutivo con respecto a la situación de la recaudación de las cuotas, y

Observando que Cuba está cumpliendo su plan de pago diferido,

RESUELVE:

Tomar nota del informe del Director relativo a la recaudación de las cuotas (documento CD41/20 y Adds. I y II).

1. Agradecer a los Estados Miembros que ya han efectuado pagos en 1999, e instar a todos los demás Estados Miembros con atrasos en sus cuotas a que cumplan sus compromisos financieros con la Organización lo más pronto posible.

2. Expresar su reconocimiento a los países que han cumplido cabalmente con sus obligaciones relativas a las cuotas de 1999.

3. Felicitar a los países que han realizado esfuerzos de pago para reducir el atraso en sus cuotas de años anteriores.

4. Solicitar al Director que notifique a Cuba que sus privilegios de voto se mantienen en este 41. er Consejo Directivo.

5. Solicitar al Director:

a) que siga vigilando la puesta en práctica de los convenios especiales hechos por los Estados Miembros con relación al pago de sus cuotas atrasadas de años anteriores;

b) que informe al Comité Ejecutivo sobre el cumplimiento por los Estados Miembros de sus compromisos de pago de las cuotas;

c) que informe al 42. o Consejo Directivo sobre el estado de la recaudación de las cuotas correspondientes al 2000 y años anteriores.

(Segunda reunión, el 27 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R2    El Consejo Directivo,

Expresando satisfacción con los servicios prestados por el actual Auditor Externo, sir John Bourn, quien actualmente ocupa el cargo de Contralor e Interventor General del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, y tomando nota de que este ha expresado su voluntad de continuar prestando sus servicios como Auditor Externo de la Organización Panamericana de la Salud,

RESUELVE:

1. Expresar sus agradecimiento a sir John Bourn por el trabajo que ha desempeñado para la Organización en su auditoría de las cuentas para los ejercicios financieros de 1996-1997 y 1998-1999.

2. Nombrar al titular del cargo de Contralor e Interventor General del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte como Auditor Externo de las cuentas de la Organización Panamericana de la Salud durante los ejercicios financieros de 2000-2001 y 2002-2003, y solicitarle que realice sus auditorías de acuerdo con los principios estipulados en el Artículo XII del Reglamento Financiero de la OPS, con la disposición de que, si surgiera la necesidad, puede designar un representante para que actúe en su ausencia.

(Segunda reunión, el 27 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R3    El Consejo Directivo,

RESUELVE:

1. Asignar para el ejercicio financiero 2000-2001 la cantidad de $195,145,178 distribuida de la siguiente manera:

Al establecer las contribuciones de los Gobiernos Miembros, Gobiernos Participantes y Miembros Asociados, sus cuotas se reducirán además por la cantidad que quede a su crédito en el Fondo de Igualación de Impuestos, con la excepción de los créditos de aquellos que gravan con impuestos la remuneración que perciben de la Oficina Sanitaria Panamericana (OSP) sus nacionales y residentes se reducirán en un importe respectivo igual a los reembolsos de dichos impuestos por la OSP.

3. Que, de conformidad con el Reglamento Financiero de la OPS, las cantidades que no excedan de las asignaciones incluidas en el párrafo 1 se apliquen al pago de las bligaciones contraídas durante el período comprendido entre el 1 de enero de 2000 y el 31 de diciembre de 2001, inclusive. No obstante lo dispuesto en este párrafo, las obligaciones contraídas durante el ejercicio financiero 2000-2001 se limitarán al total del presupuesto por programa, es decir, a las Partes I-VII.

4. Que el Director estará autorizado para transferir fondos entre las partes del presupuesto vigente, siempre que las transferencias que se efectúen entre dichas partes no excedan del 10% de la parte de la cual los fondos son transferidos, excluyendo la provisión hecha por transferencias del Programa de Desarrollo del Director en la Parte II. Con excepción de la provisión hecha por el Programa de Desarrollo del Director en la Parte II, las transferencias de fondos entre partes del presupuesto que excedan el 10% de la parte de la cual se transfieren los fondos podrán efectuarse con la aprobación del Comité Ejecutivo. El Director está autorizado a asignar montos, no excediendo la provisión del Programa de Desarrollo del Director, a aquellas partes del presupuesto vigente bajo las cuales las obligaciones serán incurridas. Todas las transferencias de fondos del presupuesto serán comunicadas al Consejo Directivo o a la Conferencia Sanitaria Panamericana.

(Tercera reunión, el 28 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R4    El Consejo Directivo,

Considerando que las cuotas de los Gobiernos Miembros que figuran en la escala adoptada por la Organización de los Estados Americanos (OEA) se asignan según los porcentajes que figuran en dicha escala, ajustada a los Miembros de la OPS, de conformidad con el Artículo 60 del Código Sanitario Panamericano, y

Considerando que este reajuste fue hecho tomando en cuenta las cuotas de Cuba, los Gobiernos Participantes y Miembros Asociados,

RESUELVE:

Establecer las cuotas de los Gobiernos Miembros, Gobiernos Participantes y Miembros Asociados de la Organización Panamericana de la Salud para el ejercicio financiero 2000-2001 de conformidad con la escala de cuotas indicada a continuación y en las cantidades correspondientes.

Cuotas de los gobiernos miembros, gobiernos  participantes y miembros asociados de la OPS para 2000-2001

(Tercera reunión, el 28 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R5    El Consejo Directivo,

Visto el documento CD41/11 y la solicitud que en el mismo se formula de acelerar el proceso de implementación de la estrategia de atención integrada a las enfermedades prevalentes de la infancia (AIEPI) en la Región de las Américas;

Teniendo en cuenta que esta estrategia es considerada la principal contribución para reducir la mortalidad en los niños menores de 5 años debida a enfermedades infecciosas, y

Tomando en consideración que el acceso universal de la población de la Región de las Américas a la estrategia AIEPI, y en particular de aquella viviendo en condiciones de mayor vulnerabilidad, contribuirá a lograr la meta de evitar 100.000 muertes de niños menores de 5 años para el año 2002,

RESUELVE:

1. Instar a los Estados Miembros:

a) a que adopten la estrategia AIEPI como intervención fundamental para acelerar la disminución de la mortalidad en la infancia y lograr la meta de reducir 100.000 muertes de niños menores de 5 años entre 1999 y 2002;

b) a que incorporen explícitamente a la estrategia AIEPI entre las acciones básicas de salud a las cuales debe tener acceso toda la población a través de la red de servicios y personal de salud, incluyendo el sector público, la seguridad social y los proyectos de reforma del sector salud;

c) a que elaboren planes y metas en el nivel nacional y subnacional, dirigidos a lograr el progresivo acceso de toda la población a los elementos operacionales que constituyen la estrategia AIEPI a través de los servicios y personal de salud, y en las comunidades, y a fomentar la utilización de la misma por parte de la familia y la comunidad;

d) a que den los pasos necesarios para garantizar el apoyo económico y movilizar todos los recursos posibles en apoyo a la efectiva aplicación de la estrategia AIEPI;

e) a que introduzcan la enseñanza de la estrategia AIEPI en la formación del personal de salud, así como de otros profesionales, auxiliares, técnicos y agentes comunitarios de salud que trabajan en contacto con niños menores de 5 años y que pueden contribuir a la promoción de su salud y prevención de enfermedades, tanto en los servicios de salud como en la comunidad.

2. Pedir al Director:

a) que incremente los esfuerzos para obtener financiamiento extrapresupuestario para las actividades de implementación de la estrategia AIEPI en los países de la Región y apoye a los países en los procesos nacionales y locales de implementación;

b) que promueva la ejecución de las actividades necesarias para la adaptación de la estrategia AIEPI a las diferentes realidades epidemiológicas y operativas de los países, ampliando sus componentes e intervenciones para fortalecer su rol integrador de la atención del niño;

c) que invite a otros organismos internacionales multilaterales, bilaterales y no gubernamentales a ofrecer su apoyo al proceso de implementación de la estrategia AIEPI en el nivel regional, subregional y de país.

(Cuarta reunión, el 28 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R6    El Consejo Directivo,

Habiendo examinado el informe presentado por el Director acerca de los daños causados por los huracanes Georges y Mitch (documento CD41/8);

Tomando nota con la más profunda pena de los daños causados por los huracanes Georges, Mitch y Floyd en los países del Caribe y Centroamérica y en la parte continental de Estados Unidos;

Consciente de los esfuerzos emprendidos por los países afectados y el apoyo dado por la comunidad internacional y por la Organización Panamericana de la Salud;

Convencido de la necesidad de que haya transparencia en el manejo de los suministros para ayuda humanitaria, usando métodos que ayuden a administrar estos recursos;

Interesado en que las medidas necesarias de preparación y de mitigación sean incluidas en la fase de reconstrucción posterior a los huracanes a fin de disminuir la vulnerabilidad del sector de la salud en el futuro, y

Tomando nota de las recomendaciones emanadas de la reunión de evaluación de los preparativos y la respuesta a los huracanes Georges y Mitch, celebrada en la República Dominicana (16 al 19 de febrero de 1999),

RESUELVE:

1. Expresar su más profundo pesar por los millares de vidas perdidas y los daños causados por los huracanes Georges, Mitch y Floyd en los países del Caribe y Centroamérica y en la parte continental de Estados Unidos.

2. Solicitar a los ministros de salud de los Estados Miembros que en sus políticas sobre el desarrollo social y la reforma del sector sanitario incluyan medidas para la prevención, mitigación y preparación para casos de desastre, y en los países donde estas aún no existan, que se establezcan oficinas dedicadas a este campo.

3. Reconocer el sistema SUMA (manejo de suministros) como la norma regional que deberá usarse en las emergencias y solicitar que el personal correspondiente reciba el nivel más alto de adiestramiento en el uso de este método.

4. Solicitar a la comunidad donante internacional que aumente su asistencia financiera para fortalecer los programas de prevención, mitigación y preparación para casos de desastre de los países, especialmente en la fase de reconstrucción posterior a los huracanes, disminuyendo por lo tanto la vulnerabilidad del sector de la salud, y para incluir estas prácticas en la reforma sectorial.

5. Adoptar el documento sobre las enseñanzas aprendidas, preparado en la reunión de evaluación sobre los huracanes Georges y Mitch, como normas oficiales de la OPS/OMS, y sugerir que cada Estado Miembro las adopte para formular sus normas en materia de prevención, mitigación y preparación para casos de desastre.

(Cuarta reunión, el 28 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R7    El Consejo Directivo,

Teniendo en cuenta lo dispuesto en los Artículos 4.D y 15.A de la Constitución de la Organización Panamericana de la Salud, y

Considerando que Bolivia, Canadá y Guyana fueron elegidos para integrar el Comité Ejecutivo por haber llegado a su término el mandato de Colombia, Panamá y Paraguay,

RESUELVE:

1. Declarar elegidos a Bolivia, Canadá y Guyana para integrar el Comité Ejecutivo por un período de tres años.

2. Agradecer a Colombia, Panamá y Paraguay los servicios prestados a la Organización por sus delegados en el Comité Ejecutivo durante los últimos tres años.

(Quinta reunión, el 29 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R8    El Consejo Directivo,

Habiendo examinado el documento CD41/3, "Propuesta de modificación de la Constitución de la Organización Panamericana de la Salud en relación con el mandato del Director de la Oficina Sanitaria Panamericana";

Tomando nota de las acciones del Consejo Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud destinadas a modificar el Artículo 48 del Reglamento Interno del Consejo para estipular que el nombramiento de un Director Regional tenga una duración de cinco años y que la persona solo pueda reelegirse una vez, así como de su solicitud de que la Organización Panamericana de la Salud considere modificar su Constitución a objeto de establecer las mismas normas para el nombramiento del Director de la Oficina Sanitaria Panamericana;

Teniendo en cuenta que el Secretario General de la Organización de los Estados Americanos también se elige para un período quinquenal y no puede reelegirse más de una vez;

Considerando la importancia que tiene para la Organización que la Conferencia Sanitaria Panamericana se celebre el mismo año en que se conmemora el 100. o aniversario de la Organización Panamericana de la Salud, es decir, en 2002, y

Enterada de las disposiciones para modificar la Constitución de la Organización Panamericana de la Salud,

RESUELVE:

1. Modificar los Artículos 7.A y 21.A de la Constitución de la Organización Panamericana de la Salud de la siguiente forma:

"Artículo 7.A. La Conferencia se reunirá cada cinco años en la Sede de la Organización, en la fecha fijada por el Director de la Oficina en consulta con el Comité Ejecutivo".

"Artículo 21.A. La Oficina tendrá un Director, elegido en la Conferencia, por el voto de la mayoría de los Gobiernos de la Organización. El Director ocupará el cargo por un período de cinco años y no podrá reelegirse más de una vez. En caso de que, antes de expirar su mandato, no sea elegido su sucesor, el Director continuará en el desempeño de sus funciones hasta que su sucesor tome posesión. En caso de renuncia, incapacidad o muerte del Director, el Director Adjunto asumirá sus obligaciones hasta la próxima reunión del Consejo en la que se elegirá un Director Interino por el voto de la mayoría de los Gobiernos presentes y votantes".

2. Establecer como fecha de entrada en vigencia de estas modificaciones, la fecha de la inauguración de la 26. a Conferencia Sanitaria Panamericana en 2002.

3. Determinar que estas modificaciones no se aplicarán al Director actual.

(Séptima reunión, el 30 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R9    El Consejo Directivo,

Habiendo examinado el informe sobre el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) en las Américas (documento CD41/9);

Teniendo en cuenta las características y las tendencias de la epidemia de VIH/SIDA en las Américas, que está afectando a un número cada vez mayor de hombres jóvenes, mujeres y niños vulnerables;

Enterado de la asociación conocida e importante de la transmisión del VIH y la presencia de otras infecciones de transmisión sexual, y

Reconociendo los esfuerzos desplegados, los conocimientos especializados y la experiencia obtenidos a lo largo de los 15 últimos años por los programas nacionales contra el SIDA y las infecciones de transmisión sexual con respecto a la prevención de la transmisión sexual, hematógena y perinatal del VIH en la Región,

RESUELVE:

1. Instar a los Estados Miembros:

a) a que amplíen aun más la respuesta nacional contra el VIH/SIDA procurando una participación más activa de las organizaciones no gubernamentales, el sector privado, las personas que viven con VIH/SIDA, organizaciones religiosas y otros grupos de la comunidad;

b) a que sigan fortaleciendo la capacidad regional en materia de prevención y control de las infecciones de transmisión sexual, sobre todo la causada por el VIH, especialmente en las áreas de diagnóstico de laboratorio, adquisición de medicamentos, vigilancia epidemiológica y atención y manejo de pacientes;

c) a que presten atención especial a la transmisión sexual y perinatal del VIH y la prevención y el control de otras infecciones de transmisión sexual mediante la adopción o adaptación de normas y protocolos mundiales y regionales;

d) a que mantengan los logros alcanzados en el último decenio en cuanto a la prevención de la transmisión hematógena del VIH y otros agentes patógenos mediante el adiestramiento constante del personal sanitario, una información y educación más amplia del público, y la aplicación de la garantía de la calidad en los laboratorios y bancos de sangre;

e) a que elaboren y apliquen protocolos nacionales para proporcionar atención integral a las personas que viven con VIH/SIDA, teniendo en consideración normas de calidad, eficiencia y equidad que permitan mejorar la calidad de la vida de las personas afectadas por la epidemia;

f) a que lleven a cabo actividades integradas para prevenir, tratar y reducir los daños causados a la salud por el uso de drogas, las inyectables en particular, como enfoque importante para reducir la infección por VIH y otras infecciones de transmisión sexual;

g) a que den énfasis a la importancia de contar con un Grupo Temático de las Naciones Unidas para ampliar, apoyar y fortalecer la respuesta nacional al VIH/SIDA, de acuerdo a las prioridades nacionales establecidas por cada país;

h) a que promuevan el establecimiento de redes y mecanismos de cooperación binacionales, multilaterales, Sur-Sur o regionales en el área de VIH/SIDA, particularmente en contextos con gran movilidad poblacional, que permitan desarrollar proyectos regionales para la prevención del VIH/SIDA en estas poblaciones.

2. Solicitar al Director:

a) que mantenga informados a los Estados Miembros acerca de los acontecimientos que sucedan con relación a los mecanismos regionales para la adquisición de medicamentos antirretrovíricos a fin de proporcionar una atención médica equitativa, apropiada y eficaz a las personas con VIH/SIDA y de prevenir la transmisión de madre a hijo;

b) que siga fortaleciendo la capacidad técnica del sector de la salud mediante la formación de alianzas con asociaciones profesionales nacionales y regionales, así como instituciones académicas y de investigación y organizaciones no gubernamentales relevantes, sin dejar de preservar y acrecentar la capacidad técnica nacional con que cuentan los ministerios de salud, las instituciones de seguridad social y otras instituciones que prestan servicios de salud.

(Séptima reunión, el 30 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R10    El Consejo Directivo,

Habiendo considerado el informe del Director (documento CD41/10) sobre vacunas e inmunización;

Observando con satisfacción que se están introduciendo vacunas nuevas en los programas nacionales y consciente de que el advenimiento de vacunas nuevas y mejoradas aportará al sector de la salud nuevas herramientas para mejorar la salud de la población de las Américas;

Teniendo en cuenta que la sostenibilidad de los programas de inmunización y la introducción de vacunas nuevas exigirá contar ininterrumpidamente con recursos financieros considerables;

Consciente de que el proceso de reforma del sector de la salud tienen que llevarse a cabo de tal manera que se fortalezca la ejecución de todas las intervenciones sanitarias, y

Reconociendo que para mantener a la Región de las Américas libre de la poliomielitis y lograr la meta de la erradicación del sarampión en el año 2000 será necesario emprender esfuerzos extraordinarios,

RESUELVE:

1. Elogiar a todos los países por la prioridad que han otorgado a los programas de inmunización y a la introducción de las vacunas nuevas en el uso corriente.

2. Agradecer a todos los organismos asociados que están colaborando con el programa a nivel regional y de país, en especial a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, al Organismo Canadiense para el Desarrollo Internacional y a la Agencia Española de Cooperación Internacional, y acoger con beneplácito el apoyo recibido recientemente de la March of Dimes y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos para la erradicación del sarampión.

3. Instar a los Estados Miembros:

a) a que pongan de relieve la necesidad de mantener la calidad y la eficacia de los programas nacionales de inmunización y la vigilancia de enfermedades en el proceso de reforma del sector de la salud;

b) a que velen por que las estrategias de inmunización y las actividades de vigilancia previstas para la erradicación de sarampión se pongan en práctica cabalmente;

c) a que procuren que se cuente con los recursos necesarios para sostener los programas de inmunización, en especial para el mantenimiento de la erradicación de la poliomielitis, así como para el uso de vacunas de calidad y la introducción de otras nuevas, cuando así lo exija la carga de morbilidad.

4. Solicitar al Director:

a) que continúe las actividades tendientes a obtener los recursos humanos y financieros necesarios para lograr los objetivos del programa de vacunas e inmunización y la erradicación del sarampión en el año 2000;

b) que comparta con otras regiones del mundo los métodos aplicados y la experiencia lograda en la Región de las Américas en la prestación de cooperación técnica para el control y la erradicación de las enfermedades prevenibles por vacunación;

c) que señale a los representantes de la OPS/OMS en la Región la necesidad de estimular iniciativas bilaterales y trilaterales, según fuera el caso, con miras al planeamiento y la ejecución de actividades de vacunación en las zonas fronterizas.

(Séptima reunión, el 30 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R11    El Consejo Directivo,

Habiendo considerado el informe del Director sobre los contaminantes orgánicos persistentes (documento CD41/12), incluyendo la propuesta para colaborar con los Estados Miembros en sus esfuerzos encaminados a lograr el manejo seguro, la disminución y la eliminación de dichos contaminantes; y

Recordando la resolución WHA50.13 de la Asamblea Mundial de la Salud (mayo de 1997) sobre el fomento de la seguridad química, con atención especial a los contaminantes orgánicos persistentes, mediante la cual se insta a los organismos nacionales de salud a que participen en el manejo seguro de esos contaminantes; y

teniendo presente además la resolución CSP23.R11 de la 23. a Conferencia Sanitaria Panamericana, relativa al establecimiento del Programa Regional de Seguridad de las Sustancias Químicas,

RESUELVE:

1. Apoyar la iniciativa para ayudar a los Estados Miembros a abordar los problemas asociados con los contaminantes orgánicos persistentes en el medio ambiente, especialmente en cuanto a sus efectos negativos sobre la salud y el medio ambiente.

2. Exhortar a los Estados Miembros:

a) a que velen por que el uso del DDT sea autorizado por los gobiernos solamente para finalidades de salud pública y por que, en esos casos, su uso se limite a programas autorizados por el gobierno que adopten un enfoque integrado y que se tomen medidas estrictas para garantizar que no haya ninguna desviación del DDT hacia entidades en el sector privado;

b) a que tomen medidas para reducir el uso de insecticidas en las actividades de control de las enfermedades transmitidas por vectores, mediante la promoción de enfoques de manejo integrado de las plagas;

c) a que identifiquen los usos y las existencias de contaminantes orgánicos persistentes, en particular del DDT, determinen las necesidades esenciales para el control de vectores de enfermedades y elaboren un plan para el uso seguro de estas sustancias con miras a proteger la salud humana y el medio ambiente;

d) a que conciban y apliquen los enfoques apropiados, de acuerdo con la situación epidemiológica particular en cada país, al control de enfermedades transmitidas por vectores, incluyendo la realización de estudios de eficacia en función de los costos y la aplicación de las normas publicadas por la OMS;

e) a que apoyen los esfuerzos de la OPS -especialmente los Estados Miembros que cuentan con experiencia y tecnología apropiadas- con recursos técnicos y financieros para promover y efectuar evaluaciones, especialmente de los grupos de población más afectados en América Latina y el Caribe, sobre los efectos que a largo plazo tienen los contaminantes orgánicos persistentes sobre la salud humana.

3. Recomendar al Director:

a) que incorpore en el sistema de información de REPIDISCA del Centro Panamericano de Ingeniería Sanitaria y Ciencias del Ambiente (CEPIS), información técnica y científica sobre los contaminantes orgánicos persistentes, prestando atención especial a los efectos sobre la salud humana, incluida la recopilación de información sobre las concentraciones actuales de contaminantes orgánicos persistentes en la sangre humana con objeto de identificar las poblaciones en mayor riesgo, y difunda dicha información a los Estados Miembros;

b) que tome las medidas necesarias tendientes a reforzar la capacidad de la OPS para formular una estrategia regional de manejo seguro de los contaminantes orgánicos persistentes basada en la evaluación del riesgo que plantean estas sustancias, prestando atención especial al DDT, y a la aplicación de las normas de la OMS para el control de los vectores de enfermedades;

c) que coopere con los ministerios de salud y del ambiente en sus esfuerzos para identificar, caracterizar, evaluar, vigilar, controlar y eliminar gradualmente los contaminantes orgánicos persistentes que pueden tener efectos adversos sobre la salud humana;

d) que, con la cooperación de los Estados Miembros que ya han logrado avances considerables en esta materia, organice y mantenga una base de datos regional de los indicadores de salud y el medio ambiente relativos a los contaminantes orgánicos persistentes, y la amplíe para incorporar a otros Estados Miembros;

e) que estimule la cooperación interpaíses, en particular para hacer frente a los problemas de la salud y el medio ambiente derivados de los contaminantes orgánicos persistentes.

(Séptima reunión, el 30 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R12    El Consejo Directivo,

Visto el documento sobre seguimiento y evaluación de los procesos de reforma del sector de la salud (documento CD41/14), y

Teniendo en cuenta que, tanto en la Cumbre de las Américas en 1994, como en la Reunión Especial sobre Reforma del Sector Salud en 1995, en la cual participaron un comité interagencial de las Naciones Unidas y agencias multilaterales y bilaterales, los gobiernos de la Región identificaron la necesidad de diseñar un proceso para el seguimiento de la reforma del sector de la salud en las Américas,

RESUELVE:

1. Reconocer los esfuerzos realizados por los Estados Miembros y por la OPS en el diseño y aplicación de la Metodología para el seguimiento y evaluación de las reformas del sector salud en América Latina y el Caribe.

2. Instar a los Estados Miembros a que institucionalicen el proceso de seguimiento y evaluación de sus procesos de reforma sectorial en salud y apliquen políticas que tengan en cuenta los resultados de esos procesos.

3. Solicitar al Director:

a) que continúe con el proceso de perfeccionamiento y adecuación de la Metodología para el seguimiento y evaluación de las reformas del sector salud en América Latina y el Caribe con la activa participación de los ministerios de salud de la Región;

b) que prosiga con acciones de cooperación en apoyo a la aplicación de la Metodología y a los procesos de reforma sectorial en salud;

c) que elabore informes periódicos relativos a los progresos y problemas encontrados en los procesos de reforma sectorial en la Región;

d) que fomente el establecimiento de redes de comunicación e intercambio de experiencias sobre reforma sectorial entre los gobiernos, el sector privado, instituciones y otros actores interesados.

(Octava reunión, el 30 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R13    El Consejo Directivo,

Visto el informe del Director sobre la salud de los trabajadores en la Región de las Américas (documento CD41/15);

Recordando los mandatos específicos de los Cuerpos Directivos de OPS sobre salud de los trabajadores, y en particular la resolución CSP23.R14 de la 23. Conferencia Sanitaria Panamericana (1990), en la cual la Conferencia insta a los Estados Miembros a que incrementen el desarrollo de diversas formas institucionales de atención a la salud de los trabajadores, a fin de lograr la cobertura universal;

Considerando que la resolución WHA49.12 de la Asamblea Mundial de la Salud endosa la estrategia global de la OMS para la salud ocupacional para todos, define claramente los principales objetivos de acción, y solicita al Director General de la OMS a que invite a las organizaciones del sistema de las Naciones Unidas, particularmente a la Organización Internacional del Trabajo y a organizaciones no gubernamentales y nacionales, a que cooperen con la OMS en este campo;

Consciente de la existencia de grandes inequidades sociales, económicas y sanitarias que afectan la salud de los trabajadores, especialmente en el sector informal, y Reconociendo que la salud de los trabajadores y los ambientes de trabajo saludables son esenciales para alcanzar la salud y bienestar individual y comunitaria, que son fundamento esencial para el desarrollo sostenible de los Estados Miembros,

RESUELVE:

1. Instar a los Estados Miembros a que incorporen en sus políticas nacionales de salud, según corresponda, el Plan Regional de Salud de los Trabajadores contenido en el documento CD41/15, que presenta líneas programáticas específicas para la acción de los Estados Miembros y para la cooperación externa.

2. Instar a los ministros de salud a que tomen la iniciativa para fomentar la cooperación entre los varios actores nacionales que operan en el campo de la salud de los trabajadores y en áreas afines, para que definan y actúen mancomunadamente con objetivos comunes que sean incorporados en los planes nacionales de salud de los trabajadores, planes nacionales de salud y planes de desarrollo, y que orienten la cooperación externa.

3. Instar a los organismos internacionales y agencias bilaterales, así como a las organizaciones nogubernamentales, a que apoyen técnica y financieramente a los Estados Miembros y cooperen en la ejecución de actividades dentro del enfoque integral propuesto en el Plan Regional.

4. Pedir al Director:

a) que promueva y apoye la difusión y la aplicación del enfoque integral de acción planteado en el Plan Regional de Salud de los Trabajadores;

b) que de especial atención al desarrollo de alianzas institucionales al nivel nacional como internacional, incluyendo la movilización de recursos extrapresupuestarios para llevar a cabo actividades intersectoriales que faciliten el desarrollo y consolidación de actividades de prevención, dentro del marco del enfoque integral preventivo;

c) que continúe apoyando a los ministros de salud en sus esfuerzos para mejorar la salud de los trabajadores;

d) que continúe promoviendo y apoyando el desarrollo de la red de Centros Colaboradores de la OPS/OMS y de instituciones científicas para que contribuyan al desarrollo de la capacidad técnica, científica y administrativa de las instituciones y programas que actúan en el campo de la salud de los trabajadores;

e) que promueva y apoye la cooperación entre países en el campo de la salud de los trabajadores y particularmente las investigaciones operativas en el desarrollo de recursos humanos.

(Octava reunión, el 30 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R14    El Consejo Directivo,

Visto el informe sobre los adelantos del sistema regional de vigilancia de las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes y resistencia a los antimicrobianos (documento CD41/16) y reconociendo la necesidad de adoptar a nivel regional y nacional medidas urgentes para la implantación de mecanismos que detecten, investiguen y respondan al surgimiento de nuevas enfermedades infecciosas o al resurgimiento de otras consideradas bajo control;

Teniendo en cuenta que la oportunidad para intervenir con medidas de prevención y control es limitada por la velocidad de la movilización de bienes, alimentos y personas, así como la aparición de agentes patógenos resistentes al arsenal antimicrobiano disponible, y

Tomando en consideración que existen tecnologías capaces de conducir la vigilancia y limitar el daño causado por la emergencia de brotes de enfermedades emergentes y reemergentes,

RESUELVE:

1. Instar a los Estados Miembros:

a) a que fortalezcan la infraestructura que permita el desempeño eficiente de las redes de vigilancia epidemiológica de las enfermedades transmisibles, con especial atención a los sistemas de pronta alarma y rápida respuesta;

b) a que incrementen el intercambio regional de información sobre la ocurrencia de brotes de enfermedades emergentes y reemergentes de importancia para la salud regional y global, por medio de los mecanismos propuestos en el documento CD41/16 para tal efecto;

c) a que revisen las políticas y normas legales sobre el uso racional de antimicrobianos con miras a introducir cambios tendientes a controlar el crecimiento de la resistencia a dichos fármacos.

2. Pedir al Director:

a) que promueva el establecimiento de asociaciones con agencias de cooperación y desarrollo multilaterales, bilaterales y privadas para que actúen sinérgicamente en el financiamiento y apoyo de los enfoques propuestos;

b) que promueva el mantenimiento y la ampliación de las redes subregionales para la vigilancia de las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes, incluida la resistencia a los antimicrobianos;

c) que mantenga la coordinación de la respuesta regional a las situaciones de emergencia por la aparición de brotes de enfermedades emergentes y reemergentes.

(Octava reunión, el 30 de septiembre de 1999)

  

  

CD41.R15    El Consejo Directivo,

Considerando que las transfusiones de componentes sanguíneos constituyen un acto médico que se realiza con el propósito de tratar pacientes con condiciones graves o de urgencia que no pueden tratarse por otros medios;

Afirmando que es una responsabilidad ineludible de los sistemas y servicios de salud asegurarse de la preparación eficiente, de la disponibilidad adecuada, y de la entrega oportuna de componentes sanguíneos que representen el mínimo posible de riesgo para los pacientes que los reciben, y

Teniendo en cuenta que existe un mayor riesgo de transmitir infecciones a través de transfusiones cuando los componentes sanguíneos provienen de donantes remunerados o de reposición y no de donantes voluntarios, altruistas y repetidos,

RESUELVE:

1. Instar a los Estados Miembros:

a) a que den una mayor prioridad en sus políticas nacionales de salud a la seguridad de la sangre para transfusión;

b) a que promuevan el desarrollo de los programas nacionales de sangre y servicios de transfusión, con base en la donación voluntaria, altruista y repetida de sangre, como uno de los indicadores del desarrollo humano de la población, y en la garantía de la calidad;

c) a que fortalezcan la infraestructura nacional de los bancos de sangre para instrumentar los programas nacionales de sangre;

d) a que velen por la asignación apropiada y el uso eficiente de recursos para la obtención y la aplicación de componentes sanguíneos seguros a la población que los requiera;

e) a que garanticen la capacitación de los proveedores de servicios de salud sobre el uso clínico apropiado de los componentes sanguíneos.

2. Pedir al Director:

a) que coopere con los Estados Miembros en fortalecer los programas nacionales de sangre y servicios de transfusión, con la colaboración de las instituciones internacionales, sobre todo en el área de la movilización de recursos financieros;

b) que asista en el fortalecimiento de los programas nacionales de donación voluntaria, altruista y repetida de sangre;

c) que establezca las pautas para los requerimientos regionales de la calidad de los bancos de sangre y servicios de transfusión, así como de los componentes sanguíneos usados en transfusiones;

d) que promueva el tamizaje universal, preciso y eficiente de las unidades de sangre donadas en la Región;

e) que documente el progreso de los programas nacionales de sangre.

(Novena reunión, el 1 de octubre de 1999)

  

  

CD41.R16    El Consejo Directivo,

Considerando la revisión efectuada en la escala de sueldos básicos/mínimos para los titulares de puestos de la categoría profesional y superior, con efecto desde el 1 de marzo de 1999;

Teniendo en cuenta la decisión del Comité Ejecutivo en su 124. a sesión de reajustar los sueldos del Director Adjunto y del Subdirector (resolución CE124.R11);

Tomando nota de la recomendación del Comité Ejecutivo acerca del sueldo del Director de la Oficina Sanitaria Panamericana (resolución CE124.R11), y

Consciente de las disposiciones del Artículo 330.3 del Reglamento del Personal,

RESUELVE:

Fijar el sueldo neto anual del Director de la Oficina Sanitaria Panamericana en US$ 104.662 (con familiares a cargo) y en $94.190 (sin familiares a cargo), con efecto a partir del 1 de marzo de 1999.

(Novena reunión, el 1 de octubre de 1999)

  

  

CD41.R17    El Consejo Directivo,

Teniendo en cuenta el excelente apoyo brindado por las autoridades de Puerto Rico a la exitosa realización dEl 41 Consejo Directivo, primera oportunidad desde 1978 en que los Cuerpos Directivos de la Organización Panamericana de la Salud se reúnen fuera de la Sede, y

Considerando la calidad de la hospitalidad otorgada por el Gobierno y el pueblo de Puerto Rico a todos los participantes en esta sesión,

RESUELVE:

1. Agradecer profundamente el apoyo y la hospitalidad recibida de las autoridades y del pueblo de Puerto Rico.

2. Reconocer la iniciativa del Gobierno de Puerto Rico de organizar una sesión de los Cuerpos Directivos de la OPS fuera de la sede por primera vez en 21 años.

(Novena reunión, el 1 de octubre de 1999)

 

 


Regional Office for the Americas of the World Health Organization
525 Twenty-third Street, N.W., Washington, D.C. 20037, United States of America
Tel.: +1 (202) 974-3000 Fax: +1 (202) 974-3663

Pan American Health Organization. All rights reserved.